20 Ago 2019

Girasol, Maíz y Soja en el Reporte Quincenal de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca

Las oportunas precipitaciones registradas durante el inicio del otoño favorece la recarga hídrica de los perfiles en la región de influencia de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca. Esta situación sumada a los buenos rindes y parámetros de calidad obtenidos durante el ciclo pasado genera optimismo frente a la nueva campaña de fina. Como consecuencia se estima que la superficie de fina se mantendría o aumentaría levemente en toda el área de estudio. Sin embargo, el retraso de la cosecha gruesa podría condicionar la disponibilidad de superficie destinada a los cereales invernales.

Girasol

Girasol:

Estado general: El 25% de los lotes se encuentra en estado de madurez mientras que el 75 % restante fue cosechado. La trilla finalizó en la zona norte mientras que en la centro y sur se encuentran muy avanzada restando cosechar los partidos más costeros de la provincia de Buenos Aires.

Rinde estimado: En el área de influencia se mantiene la estimación del rinde en 2.100 kg/ha. En la zona norte la expectativa de rendimiento es de 2.300 kg/ha, mientras que en las zonas centro y sur se estiman 2.100 y 1.400 kg/ha respectivamente

La zona norte con la totalidad del área cosechada, cerró la campaña con rindes por debajo de lo esperado. El daño sobre el cultivo por sucesivos eventos de granizo durante el mes de diciembre y las abundantes precipitaciones registradas en enero, generaron mermas en el rendimientos y granos livianos.

La zona centro mantiene la estimación de rinde informada en el reporte anterior. Los mejores rindes se observan en los partidos de San Cayetano y Tres Arroyos con 2.800 kg/ha. La zona sur disminuyó la estimación de rinde debido al efecto de la sequia durante los meses de verano.

Los departamentos de Atreucó y Capital escaparon a la generalidad de la zona obteniendo promedios de 2.000 kg/ha.

Producción estimada: De cumplirse las predicciones de rendimiento, la producción se mantendría en 1,32 M tn para toda la región de influencia de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca.

La producción total está influenciada por los bajos rindes obtenidos en la zona norte (18% menos que la campaña 2017/18).

Maíz

Maíz:

Estado general: El 10% de los lotes se encuentra en llenado de grano, principalmente cultivos de segunda en la zona centro y tardíos de la zona sur. El 85% está en distintos grados de madurez y solo el 5% se ha cosechado con un elevado contenido de humedad en la zona norte.

El comienzo temprano de esta campaña se debió a que ciertas exportadoras, en forma coyuntural, presentaron condiciones de recibo con mayor humedad.

Rinde estimado: En el área de influencia se produce un aumento en la estimación del rinde al pasar de 6.100 a 6.600 kg/ha. En la zona norte los rindes esperados mejoraron con respecto a la estimación previa al pasar de 7.500 a 8.000 kg/ha. La trilla se inició con muy buenos rendimientos y alto contenido de humedad. Los monitores de las cosechadoras muestran valores máximos entre 10.000 y 13.000 kg/ha, en los partidos de Carlos Casares y General Villegas. La zona centro mantiene la estimación de rendimiento con respecto al informe anterior con valores de 5.500 kg/ha superiores a la media de los últimos 3 años. En la zona sur con un importante grado de avance fenológico producto de la sequía, se esperan rendimientos similares a los del ciclo anterior, 3.200 kg/ha.

Producción estimada: De cumplirse las predicciones de rendimiento, la producción aumentaría un 21% al pasar de 4,9 a 5,9 M tn. Este importante crecimiento está dado principalmente por los aumentos en los rindes estimados para las zonas norte (19%) y centro (22%) con respecto al ciclo 2018/19.

Soja

Soja:

Estado general: El 5% del área sojera transita la etapa de llenado de grano, el 90% se encuentra en distinto grado de madurez y el 5% restante fue cosechado (principalmente lotes de siembra temprana en la zona norte).

Rinde estimado: En el área de influencia se espera un rendimiento de 2.300 kg/ha, un 35% más que el ciclo 2018/19. Las zonas norte y centro con rindes estimados de 3.000 y 1.700 kg/ha respectivamente, presentarían un notorio aumento con respecto al cierre de la campaña anterior. En contraparte la zona sur con 900 kg/ha de rendimiento potencial mostraría un resultado similar a la campaña anterior.

Producción estimada: De cumplirse las predicciones de rendimiento, la producción aumentaría un 38% al pasar de 4,6 a 6,4 M tn. El incremento del 1% del área sembrada en la presente campaña (2,75 M has) junto a la significativa suba del rinde estimado serían los responsables del mencionado incremento.