27 Oct 2020

Germán Lauro: «gracias a todos por haber sido el apoyo emocional durante mucho tiempo»

«Gracias a todos por haber sido el apoyo emocional que recibí durante mucho tiempo. Infinitamente reconocido a toda la gente que le dedicó un tiempo a lo que fue mi carrera», dijo Germán Lauro en diálogo que mantuvo con Las Radios de Trenque Lauquen en la mañana de este martes, al referirse a su retiro de la práctica activa del atletismo.

Lauro, Germán

El deportista que pasará a desempeñarse como Jefe de la Delegación de Atletas que viajará a los Juegos Olímpicos de Tokio comentó como fue elaborando la decisión, como así también mencionó a buen número de personas e instituciones que colaboraron para que desarrollará su actividad, donde se destaca la actuación que tuvo en Londres, ubicándose en el sexto lugar en lanzamiento de bala.

Lauro que está a poco de cumplir 36 años señaló que la «confederación se adelantó en la comunicación pública, lo que no significa ningún problema, pero hizo que elaborara casi a las apuradas la carta de despedida que ha tenido una gran difusión. He recibido llamados de centenares de personas y eso me pone muy feliz». Dijo que «durante este último tiempo retomó sus estudios de Contador Público Nacional, carrera que pretendo terminar en el transcurso de este año».

Cuando se lo interrogó si habrá de radicarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró que «creo que eso no hará falta. Hoy la tecnología te permite estar muy cerca del desarrollo de todos los acontecimientos y de las organización de lo que te encomienden».

Lauro, Germán lanzamiento en Río

El texto de la carta que publicó:

Como decía Pablo Neruda, “puedo escribir los versos más tristes esta noche”; la verdad es que no son versos, pero sí es triste lo que tengo que escribir, porque después de mucho tiempo tomé la decisión de culminar con mi carrera deportiva como atleta.

Después de 22 años de haber comenzado inocentemente a practicar este hermoso deporte, tomo esta decisión añorando los recuerdos y las experiencias imborrables del camino recorrido.

El atletismo me dio todo lo que tengo y lo que soy, me dio la posibilidad de recorrer el mundo y de hacer muchas amistades, de ser una figura conocida, de formarme como persona y de permitirme encontrar al amor de mi vida.

Este deporte me llevó a conocer personas que fueron mis maestros a lo largo de todos estos años, como Rodolfo Barizza, Andrés Charadía y Sergio Alfonsini y Néstor Vega, los que fueron mis entrenadores y a quienes estoy inmensamente agradecido por haberme dado lo más valioso: su tiempo y su conocimiento, tanto del atletismo como de la vida. Y todavía me acompañan.

Un capítulo aparte sería el de Carlos Llera, a quien bauticé como mi segundo padre por todo lo que me enseñó. Más allá de ser el responsable de mi comienzo, fue un referente de consultas permanentes, que hoy tanta falta me hace. Me inculcó la noción del esfuerzo y de la dedicación permanente por lo que uno hace y ama, la pasión por querer ser cada día un poquito mejor como atleta pero en especial como persona. El siempre priorizó a la persona antes que al atleta. Tuvimos discusiones y al mismo tiempo muchísimos abrazos y alegrías. Hoy estaría muy contento por la decisión que tomo, ya que él me decía: “Gordo, cuidate que después tenés toda una vida por delante”.

Quiero agradecer a todos los organismos públicos que hicieron posible mi carrera. A la Secretaría de Deportes de la Nación, que en su momento me ayudó con una beca para que pudiera continuar entrenándome y estudiando, y hasta hoy sigue apoyándome. Al ENARD, el Ente que vino a cambiar nuestro deporte nacional para siempre y que me permitió llevar a cabo innumerables giras de preparación, que me llevaron a crecer y obtener todos los logros que pude conseguir. A la Municipalidad de Trenque Lauquen, que supo poner el hombro en momentos difíciles.Al CEF 18, por ser la institución que nos dio el techo a ese primer grupo de atletas que nos formamos en la ciudad. Al Club Atlético Trenque Lauquen, del que supimos vestir sus colores. Y también al Foot Ball Club Argentino, que me abrió sus puertas al regresar a mi ciudad, después de muchos años de haber estado radicado en Buenos Aires, y fue mi casa hasta el último día.

No puedo dejar de agradecer al ENARD por seguir apoyándome e incluirme como el primer deportista en el nuevo proyecto de Transición de Honor, para respaldar esta decisión tan difícil de tomar.

Otro capítulo es la Confederación Argentina de Atletismo, que siempre me apoyó y a la que pude devolverle con buenos resultados su confianza en mi crecimiento. Aún cree en mí al proponerme ser parte de la misma para continuar desarrollando el atletismo.

Reconocer a todos los sponsors que fueron parte, creyeron en el proyecto que les presentamos y los valores que representábamos. A Gatorade, Banco Provincia y Ribeiro. Y en especial a aquellos que hoy son familia como Gentech y Nike.

Agradecer a Franco Longobardi y a Guillermo Ricaldoni de We Are Sport, que arrancamos trabajando juntos y terminamos siendo amigos.

Dar gracias por todo el apoyo a los medios de comunicación, que ayudaron a difundir no sólo mi carrera sino también al deporte que tanto quiero. A medios locales como el Diario La Opinión, Canal 12, Cablevisión, LU11 y muchas radios más. También a los medios a nivel nacional, como Clarín, La Nación y muchos más que dedicaron un espacio a mi carrera. A TyC Sports, que valoró nuestro deporte e hizo que aunque compitiéramos lejos, nuestra gente pudiera tenernos cerca.

Agradecer también infinitamente a toda la gente de mi ciudad. Esa gente que día a día fue un gran apoyo e inspiración. Con ella pudimos compartir momentos inolvidables.

Y por último, a los pilares que hicieron esto posible. A toda mi familia, que fue la base para que este sueño pudiera hacerse realidad. A mis amigos de toda la vida, la banda que siempre supo estar. Y especialmente a mi musa, la mujer que supo bancarse todo, la que me acompañó en los buenos y en especial en los malos momentos. Daniela, “la Melli”, la compañera de mi nueva historia de vida.

Arranqué escribiendo que podían ser los versos más tristes, pero hoy, cuando detengo el reloj y miro para atrás, solo veo ALEGRÍA. Alegría de haber podido transitar un camino lleno de resultados que quedarán sellados en mi memoria. Pero lo más importante fue haber disfrutado el viaje y haberle regalado a mucha gente un poquito de felicidad.

Se cierra una página hermosa de mi vida, pero se empieza a escribir una nueva. Entonces esto no es una despedida del mundo del deporte, sino un hasta luego.

¡¡ETERNAMENTE AGRADECIDO!!

Germán Luján Lauro