Germán Lauro desde Fortaleza, Brasil: «hay que tratar de llegar con la mayor concentración posible»

Distendido relató desde su llegada hace una semana a ese lugar, en el que también está la delegación de Cuba en atletismo y otros argentinos, entre ellos, el lanzador de jabalina, Brian Toledo

 

Lauro, Germán
Lauro, Germán

Germán Lauro, en diálogo con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5), desde Fortaleza (Brasil) comentó los prolegómenos de su participación en los Juegos Olímpicos, el próximo 18 del corriente mes.

Distendido relató desde su llegada hace una semana a ese lugar, en el que también está la delegación de Cuba en atletismo y otros argentinos, entre ellos, el lanzador de jabalina, Brian Toledo.

Lauro indicó que «nosotros estaremos hasta el 14 en Fortaleza. Estoy entrenando muy bien, con mucho calor. La temperatura, casi todos los días, supera los 30 grados. Es un clima agradable, aunque a veces se pone un poco más pesado». Indicó que el domingo, aprovechando el día libre, estuvieron en una linda playa que se encuentra a una hora del establecimiento donde se hospedan.

«El centro donde estamos, podríamos decir que lo inauguramos nosotros. Sus puertas se abrieron hace un mes. Tiene todas las condiciones para poder entrenar lo mejor posible», puntualizó al ampliar en torno al lugar donde estará hasta el día que viaje a Río de Janeiro.

Cuando amplió consideraciones con respecto al clima, dijo que «soy de los que gusta del calor. Me viene bien. Por ahí en Río no está haciendo tanto calor como en Fortaleza, donde la temperatura promedia los 25 grados. Nosotros entrenamos muy temprano por la mañana y por la tarde, hacemos gimnasio».

Se hizo un momento para dar cuenta de los desayunos, expresando que «extraño las medialunas. Acá se consume mucha fruta tropical. Es distinta a nuestra fruta, pues tiene un gusto bastante raro».

Lauro, Germán en Clarín del domingo
Lauro, Germán en Clarín del domingo

«Compito el 18 por la mañana para la clasificación. Espero que esta semana sea buena para el entrenamiento, para llegar con más confianza a Río», indicó, para luego referirse a las exigencias de los Juegos Olímpicos señalando que «no permite errores. Nosotros entre mundiales tenemos dos años. Equivocarse en un juego tenés que esperar cuatro años. Hay que intentar llegar con la mayor concentración posible».