27 Oct 2020

Fuerte agresión a un árbitro en la tranquila localidad de Roosevelt cuando estaba por terminar el partido con Independiente Rivadavia

El jugador local Daniel Cionofrino golpeó en el rostro al árbitro Daniel Claro quien a raíz de las lesiones sufridas suspendió el partido cuando faltaban algunos minutos para su finalización. Provocó la intevención de la policía presente en el campo de juego para disuadir al atacante y defender al juez. Fuente: masternews.com

Claro, Daniel – Foto: masternews.com.ar

La violencia se desencadenó en el partido que Independiente le ganó a Unión en Roosevelt cuando el jugador local Daniel Cionofrino golpeó en el rostro al árbitro Daniel Claro quien a raíz de las lesiones sufridas suspendió el partido cuando faltaban algunos minutos para su finalización.

La información textual de Masternews de América:

Faltaban algunos minutos de juego del partido que empataban hasta ahí 1 a 1 Unión e Independiente, cuando se encontraron los jugadores del rojo  y armaron una jugada entre Sebastián Martín y Rubén Martino que le puso un pase perfecto a Agustín Machado que definió perfecto para estampar el 2 a 1 a favor de la visita. Cuando el juez decretó el gol  los jugadores de Unión se le fueron encima para recriminarle dos supuestas faltas sobre ellos que Daniel Claro había ignorado. La primera de Martín sobre Pees al ganar la pelota y la otra del delantero Machado sobre el defensor Marcantonio antes del gol.
Fueron algo así como tres o cuatro minutos que duró la protesta de los jugadores locales, mientras tanto Daniel Claro segúia firme en convalidar el gol rojo. Apenas concluida esta situación y ya cuando la pelota se había movido desde la mitad de cancha por parte de Unión. El juez de Casbas pitó una infracción a favor de Independiente, Daniel Cionofrino se puso delante de la pelota y aquí el árbitro al querer correrlo lo empuja y según dijo el jugador de Unión «Claro me pego además un cabezazo».
Esta situación fue a más y llevo a que Cionofrino golpee fuertemente a Daniel Claro por dos veces en el rostro lo que provocó la intevención de la policía presente en el campo de juego para disuadir al atacante y defender al juez.
Cuando el futbolísta ya había sido retirado incluso por algunos compañeros y la policia se constató que Claro tenía lesiones muy visibles en la cara a raíz de los golpes sufridos por lo que se determinó de común acuerdo entre los árbitros asisitentes, el árbitro principal y la policía terminar el encuentro antes de tiempo que se había adicionado.

Fuente: Masternews.com