Fallo por Violencia de Género en La Pampa a tener en cuenta: 10 años de prisión

El juez Florentino Rubio de La Pampa condenó este martes a diez años de prisión a Rubén Emanuel Sosa, el joven que el 27 de julio del año pasado, en Quemú Quemú irrumpió en el lugar donde estaba su ex pareja, Tania Yanet Crisóstomo, y le aplicó una puñalada con un cuchillo tipo «Tramontina» en el abdomen. Además la amenazó y le causó lesiones leves a un joven que intentó evitar el hecho

La Pampa - Rubén Sosa, condenado a diez años de prisión por violencia de género
La Pampa – Rubén Sosa, condenado a diez años de prisión por violencia de género
El juez Florentino Rubio de La Pampa condenó este martes a diez años de prisión a Rubén Emanuel Sosa, el joven que el 27 de julio del año pasado, en Quemú Quemú irrumpió en el lugar donde estaba su ex pareja, Tania Yanet Crisóstomo, y le aplicó una puñalada con un cuchillo tipo «Tramontina» en el abdomen. Además la amenazó y le causó lesiones leves a un joven que intentó evitar el hecho. La información que publicamos se transcribe en forma total y pertenece al sitio www.diariotextual.com

Sosa fue condenado por los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa, amenazas agravadas y lesiones leves. El fiscal Alejandro Gilardenghi había solicitado los diez años de prisión que finalmente se le dio; mientras que el abogado defensor particular Santiago Vázquez solo solicitó una condena mínima pero por el delito de lesiones graves.

Según se indica en el fallo: «el día 27 de julio de 2014, aproximadamente a las 00:06 horas, el acusado Rubén Emanuel Sosa, intentó dar muerte a su ex pareja Tania Yanet Crisóstomo, amenazó de muerte y le ocasionó lesiones a Franco Damián Vargas, en circunstancias en que Sosa se hizo presente en la vivienda de Crisóstomo, ubicada en la calle Laprida nº 111, de la localidad de Quemú Quemú», publicó Infopico.

Allí se encontraba la joven, junto a Vargas y dos muchachos más, y se disponían a comer. Crisóstomo, al ver llegar a Sosa, salió a su encuentro y le pidió que se vaya, a lo cual hizo caso omiso e ingresó a la vivienda y le manifestó que se iba a quedar a comer con ellos iniciándose una discusión entre ambos. Luego, con un cuchillo «Tramontina», Sosa le aplicó una puñalada en el abdomen a Crisóstomo.

La puñalada «lesionó el hígado, produciendo una importante hemorragia interna, que puso en grave riesgo la vida, la que pudo ser salvada gracias a la intervención quirúrgica de urgencia a que fue sometida», agregó el fallo.

Sosa, luego de apuñalar a Crisóstomo y, cuando Vargas acudió inmediatamente en ayuda de aquella, esgrimiendo el cuchillo lo amenazó de muerte diciéndole: «yo voy a ir preso pero los voy a matar a todos» y comenzó a agredirlo con golpes de puño que le ocasionaron un hematoma en el párpado superior derecho, «un hematoma en la cara posterior del pabellón auricular derecho y una equimosis en la mucosa yugal del labio superior».

Cuando Sosa la llevaba al hospital le decía que lo perdonara que no se había dado cuenta que la había cortado. Habían sido pareja durante cuatro años, conviviendo, y tuvieron un hijo de esa unión. Al momento del hecho, ya se habían separado.

Sosa intentó convencer al juez de que nunca había querido hacer daño a Crisóstomo y que no se había dado cuenta de la herida que había provocado.

Sin embargo, las pruebas y testimonios recabados permitieron arribar a la conclusión de que el hombre había intentado matar a quien fuera su pareja, y en consecuencia deberá pasar los próximos diez años de su vida tras las rejas.

Fuente: diariotextual.com (Santa Rosa – La Pampa)