15 Oct 2021

Escuela de Policía: los teléfonos del municipio no contestan

Se supo de fuentes del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, consultadas por Infoecos durante este fin de semana, que se ha llamado a las autoridades – reiteradamente – por teléfono «enterados de la controversia que se había desatado en Trenque Lauquen y no se nos ha respondido»

Escuela número 35 "Florentino Ameghino" de Trenque Lauquen
Escuela número 35 «Florentino Ameghino» de Trenque Lauquen
El gobierno municipal de Trenque Lauquen dio por cerrado el debate sobre la instalación de la Escuela de Policía en dependencias de la primaria número 35. Sobre el particular se explayó para otros medios el polifacético funcionario, titular del área de obras públicas, Arquitecto José Carabelli. El debate que se desató en el ámbito comunitario y que puso la balanza del lado de la educación pública, hizo que se diera marcha atrás con una idea que reveló esta página y Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5).

De no ofrecerse otro edificio en reemplazo del que cerradamente pretendía el municipio y que habría contado con el respaldo de las autoridades de educación a nivel distrital y regional, se acotan las posibilidades de contar con una Escuela de Policía en Trenque Lauquen.

Se supo de fuentes del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, consultadas por Infoecos durante este fin de semana, que se ha llamado a las autoridades – reiteradamente – por teléfono «enterados de la controversia que se había desatado en Trenque Lauquen y no se nos ha respondido». Esta actitud del ejecutivo trenquelauquenche ha sorprendido a las autoridades de la cartera provincial, las que ya habían determinado que la escuela policial se instale en esta ciudad del oeste de la provincia de Buenos Aires.

Distintos dirigentes políticos de la ciudad se han expresado en el sentido que «se cuenta con otros inmuebles para que pueda funcionar una escuela como la que propone la provincia de Buenos Aires», por lo que el descartar la 35 no «significa un problema serio. Con buena voluntad del ejecutivo y de todos los sectores, se puede alcanzar el objetivo que se había mantenido en secreto desde el mes de enero».

Avezados conocedores de los caminos por los que transitan estas determinaciones del poder público, creen que si la actitud de las autoridades municipales de no contestar los llamados continúa, la propuesta del ministerio de Seguridad podría ser sacada de la agenda.