Entre escenas de fuerte dolor fue despedido el campeón de ciclismo, Sebastián Ciancio

El múltiple campeón argentino Sebastián Cancio fue despedido este martes al mediodía en la casa mortuoria San Felipe de Junín, señala el sitio www.bragadoinforma.com.ar en medio de escenas de dolor por parte de sus padres, familiares mas cercanos, amigos, ciclistas y cientos de personas mas que quisieron estar junto al querido deportista

Ciclismo - Ciancio, Sebastián
Ciclismo – Ciancio, Sebastián
La muerte del ciclista Sebastián Cancio, de 36 años, causó conmoción. Tras disputar la competencia Doble Bragado, en la que terminó en tercer puesto, el juninense cayó desplomado, víctima de la insolación y la deshidratación. Estuvo 15 días internado en el hospital Ramos Mejía de la Capital Federal, en coma, hasta que falleció el domingo.

El ciclista Walter Pérez, con más de 35 años de experiencia, se refirió lo sucedido. «Nos sorprendió a todos lo que pasó. Era un corredor joven más allá de que estaba en el final de su carrera. Fue una competencia muy exigente. Se decía que tenía una hepatitis mal curada más una deshidratación que sufrió. Por el espíritu del deportista de seguir siempre para adelante pagó su factura».

Y agregó en diálogo con Dady Brieva, por radio América: «Es una pena que muchos hablen sin saber. Cuando se practica un deporte tan extremo el cuerpo te avisa, es importante hacer los controles».

El múltiple campeón argentino Sebastián Cancio fue despedido este martes al mediodía en la casa mortuoria San Felipe de Junín, señala el sitio www.bragadoinforma.com.ar en medio de escenas de dolor por parte de sus padres, familiares mas cercanos, amigos, ciclistas y cientos de personas mas que quisieron estar junto al querido deportista.

Ciancio - despedida
Ciancio – despedida

Un sacerdote brindó las palabras finales mientras los presentes aplaudían fuertemente en modo de reconocimiento y homenaje.

Finalizada esta instancia, el coche fúnebre que transportó los restos de Sebastián fue seguido por decenas de ciclistas que lo acompañaron hasta el lugar donde los restos del ciclista fueron cremados.