22 Oct 2020

El texto completo de la nota entregada al Intendente de Trenque Lauquen por los concejales del Frente para Todos encabezado por Martín Sotullo Lanz

Nuestro país atraviesa un momento muy difícil. La pandemia a nivel nacional se ha recrudecido, ocasionando que los contagios diarios lleguen a números muy altos. Ya son más de 11.000 los y las compatriotas que han perdido la vida a causa del Covid 19. El gobierno nacional y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, en coordinación y en colaboración con los gobiernos municipales, hicieron un trabajo titánico en tiempo record para preparar la infraestructura sanitaria para soportar la demanda que sabíamos iba a producir esta pandemia.

Más allá del mejoramiento de las condiciones materiales, hay un factor clave que ha experimentado un desgaste que cada vez se vuelve más insoportable “el recurso humano”. Los trabajadores y trabajadoras de la salud son un recurso imprescindible y limitado que en este contexto de emergencia alcanzan niveles impensables de exigencia y cansancio.

En la argentina con el paso del tiempo, la emergencia sanitaria ha devenido también en una emergencia socio-económica que profundizo una crisis económica preexistente ocasionada por la aplicación de un programa neoliberal.

No creemos en la dicotomía salud-economía. Como dijo el Presidente Alberto Fernández, para que la economía se recupere primero debemos cuidar la vida. Pero sabemos que a pesar del gran esfuerzo de los gobiernos nacional y provincial para apoyar a las familias y a las empresas, esto no es suficiente y es necesario ir de forma ordenada, razonable y responsable hacia una reactivación de ciertas actividades bajo ciertas condiciones.

Trenque Lauquen, por supuesto no está exento de todo esto. Por el contrario, la situación sanitaria en nuestro distrito se encuentra en estado crítico, tenemos un 53% de nuestras camas hospitalarias ocupadas y de acuerdo al parte diario sufrimos a la fecha, la dolorosa perdida de 5 vecinos. Hoy se duplica el número de casos cada 5 días y medio. En estos momentos, nuestra comunidad tiene que estar más unida que nunca.

Quienes tenemos algún grado de responsabilidad y representación debemos ser extremadamente prudentes y responsables en lo que decimos y hacemos. Creemos que debe tomarse conciencia de la gravedad de la situación, considerando que la máxima responsabilidad recae en las autoridades públicas que la ciudadanía ha ratificado en las últimas elecciones para conducir los destinos colectivos. El estado municipal, con el Intendente a la cabeza debe ejercer su autoridad contundentemente para ordenar esta situación. No solo para contener y tranquilizar al pueblo sino también para castigar severamente a quienes atentan contra el bienestar colectivo y persisten en sus conductas irresponsables.

Desde el Bloque de Concejales del Frente de Todos vamos a colaborar con todo lo que esté a nuestro alcance para superar esta difícil situación. La salida siempre es colectiva y nos corresponde a todos ser parte de la misma. La emergencia sanitaria es una problemática compleja que asume características particulares en cada lugar. Desde el bloque de Concejales del frente de Todos estamos y estaremos siempre a disposición, pero también tenemos la firmeza que requieren las circunstancias para señalar las cosas que consideramos están mal, siempre con responsabilidad, en los lugares y momentos que corresponden.

Por eso acercamos al Sr. Intendente Municipal estas propuestas:

  • Campaña de concientización sobre la situación del sistema sanitario y las vivencias de los trabajadores y trabajadoras de la salud.

Confiamos en la buena voluntad de la mayoría de los Trenquelauquenches, pero es cierto que gran parte de la población está cansada por esta larga cuarentena, que se vuelve cada vez más difícil de sostener. A veces resulta complejo tomar plena conciencia de la gravedad de la situación cuando no nos “toca de cerca”. Quienes saben muy bien del peligro que representa esta enfermedad son las personas que la padecen o la han padecido, quienes tiene algún amigo, familiar o conocido contagiado, y ni que hablar de quienes perdieron un ser querido a causa del Covid 19.

Los trabajadores y trabajadoras de la salud luchan a diario con la peor cara de esta pandemia. Parece que coexisten dos realidades casi opuestas. Por un lado dolor, preocupación y angustia (la realidad), y por el otro, relajamiento y subestimación del peligro (falsas sensaciones).

Por ello, las autoridades municipales deben rápidamente lanzar una fuerte campaña de comunicación para concientizar al conjunto de la población, que visibilice contundentemente los padecimientos que sufren y el esfuerzo que deben realizar cotidianamente los trabajadores y trabajadoras de la salud y también aquellos que velan por nuestra seguridad (policía, agentes de tránsito, etc) y aquellos otros que garantizan desde el primer día los demás servicios esenciales. Por más crudo que resulte debemos recoger testimonios de vecinos y vecinas que han padecido esta enfermedad en un llamamiento al conjunto de la población, apelando a la empatía y la solidaridad y buscando interpelar a un sector de la población que, irresponsablemente, subestima esta enfermedad.

  • Ejercicio del poder de policía

Creemos que apelar a la responsabilidad social es necesaria pero no suficiente. Muchos de los vecinos y vecinas de nuestra comunidad se sienten impotentes al ver cómo, mientras ellos respetan todas las medidas, otros las incumplen. Aunque confiamos que la mayor parte de nuestra comunidad es responsable No podemos ignorar que también existen irresponsables que atentan contra los intereses y el bienestar colectivo. No podemos permitir que la población sienta que “vale todo lo mismo”.

El gobierno municipal es el máximo responsable y debe castigar con severidad a quienes no respeten las medidas de seguridad. El esfuerzo y sacrificio colectivo no pueden ponerse en riesgo por la conducta indebida de unos pocos irresponsables.

  • Soluciones creativas para reactivar las actividades económicas.

Para que la eventual habilitación de distintas actividades económicas no produzca un descontrol en la gestión de la emergencia, los protocolos deben ser el resultado de procesos participativos que comprometan a los afectados en su estricto cumplimento. Pero la eventual reactivación de actividades no solo exige garantizar un orden “interno” sino que también demanda un control de nuestras “fronteras”. En este sentido hace un tiempo se hizo pública una propuesta para generar una Zona de Transferencia, un espacio donde se concentren todos los transportes de carga que ingresan a Trenque Lauquen para poder ejercer un mejor control. Creemos que esta propuesta debe ser tenida en cuenta seriamente. Por otro lado, esta demás decir que debe observarse un estricto control en los ingresos, con tolerancia cero a quienes incumplen con las disposiciones correspondientes. No se puede ser permisivo, no se pueden tolerar favoritismos.

  • Organizar y Conducir el voluntariado

Nuestro pueblo ha dado grandes e históricas muestras de solidaridad. Muchos vecinos y vecinas han demostrado su predisposición a colaborar en lo que está a su alcance. Creemos que el gobierno municipal debe canalizar y organizar esta solidaridad colectiva para lograr los resultados más efectivos, evitando los esfuerzos dispersos y no coordinados.

  • Plan Socio-Económico para la Post-Pandemia

El estado en sus diferentes niveles, tiene que idear un plan para la post pandemia, sobre todo para atender a los profundos problemas Socio-Económicos que vamos a tener que enfrentar, dando prioridad a las demandas de los sectores más afectados. Creemos que el estado municipal debe hacer su contribución, complementando con medidas locales las políticas públicas diseñadas y ejecutadas por nación y provincia. Debemos ser creativos para redistribuir recursos en un contexto de extrema escasez.