26 Nov 2020

El presidente Macri pronunció el discurso más esperado de su gestión buscando ordenar la economía

El Presidente sostuvo que «para cubrir lo que falta de la transición, que se ha convertido en emergencia» se le pedirá a los que más tienen, «los que exportan en Argentina» que su aporte sea mayor»

Macri, Mauricio

En un discurso «con el corazón», según dijo, el presidente Mauricio Macri anunció una «economía de emergencia», que tendrá como ejes «menos déficit fiscal», «más ayuda social» y una reducción del gabinete.

Además, anunció que se llegará a un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para «despejar» las dudas sobre el financiamiento de Argentina.

«El problema de base que tenemos es no gastar más de que lo que tenemos. No podemos seguir gastando de más y mucho menos convivir con la corrupción. Tenemos que seguir haciendo los esfuerzos para equilibrar las cuentas del Estado», enfatizó Macri.

El Presidente sostuvo que «para cubrir lo que falta de la transición, que se ha convertido en emergencia» se le pedirá a los que más tienen, «los que exportan en Argentina» que su aporte sea mayor, con lo cual admitió que reimplantará las retenciones a la minería, la industria y la agricultura.

«Sabemos que es un impuesto malísimo, pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte», dijo a los exportadores.

Sobre los cambios en el Gabinete, Macri señaló que «se reducirá la cantidad a menos de la mitad» para «compactar más el equipo y dar una respuesta focalizada a los problemas».

«Esta crisis no es una más, tiene que ser la última», indicó, quien pidió que se cuide «siempre a los que más necesitan».

En este sentido, afirmó que «la pobreza va a aumentar y vamos a estar ahí» y anunció refuerzos en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros programas para septiembre y diciembre.

Además, se hará hincapié en el programa alimentario en todo el país y aumentar los productos de Precios Cuidados con productos de la canasta básica.

En otro orden, convocó a «toda la dirigencia argentina» a renovar el compromiso de no vivir «por arriba de nuestras posibilidades» y de no «convivir con la corrupción».