1 Dic 2020

«El presidente de la Rural no puede poner luces para ver un futuro mejor»

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, afirmó que “el pensamiento del presidente de la Sociedad Rural sólo le permite mirarse el ombligo y no puede poner luces altas para ver un futuro mejor para la Argentina”

Domínguez Julián
Domínguez Julián
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, afirmó que “el pensamiento del presidente de la Sociedad Rural sólo le permite mirarse el ombligo y no puede poner luces altas para ver un futuro mejor para la Argentina”. Y subrayó que “es imperioso avanzar en un capitalismo nacional fuerte, en el que las cooperativas de productores tengan una mayor participación en el comercio de granos, para que la renta de la comercialización de alimentos quede en manos de los argentinos”.

En este sentido, el titular de la Cámara baja nacional destacó que “las cooperativas de productores son el mejor vehículo para que la riqueza que produce nuestro suelo se reinvierta en el país y se garantice la industrialización de la ruralidad”, y añadió: “Un modelo de organización cooperativa nos permitirá fortalecer las capacidades de nuestros productores, incorporar tecnología y tener financiamiento”.

“La industrialización de la ruralidad como política de Estado nos acerca a la góndola del mundo en alimentos de calidad y con alto valor agregado”, señaló Domínguez. “Por eso cuando nuestra presidenta plantea, como lo hizo en la cumbre de la CELAC, la importancia de la industrialización de nuestra ruralidad como política de Estado, sabemos que estamos en el camino correcto de la realización de la Patria”, subrayó.

Asimismo, Julián Domínguez, ex ministro de Agricultura de la Nación, destacó que “el mundo necesita alimentos. De los 7 mil millones de habitantes del planeta, mil requieren alimentos y Argentina está preparada para producir la segunda revolución agroalimentaria: aspiramos en la próxima década a alcanzar la meta de producir 160 millones de toneladas de cereales y oleaginosas”. Y añadió: “Acaba de visitar la Argentina el presidente de la segunda economía más importante del mundo, Xi Jinping. ¿Y cuál es el interés de China en la Argentina? Los agroalimentos. ¿Iría un cliente a visitar a su proveedor si no fuera competitivo, serio y confiable para abastecerlo?”.

Finalizó señalando que “siguiendo los preceptos que nos legara Juan Domingo Perón, los gobiernos de Néstor y Cristina han superado las viejas dicotomías entre lo urbano y lo rural, lo agropecuario y lo industrial, para plantar los cimientos de una Nueva Ruralidad o el Modelo Agroindustrial del Siglo XXI”.