25 Oct 2020

El Obispo de 9 de Julio habló de la renuncia de Benedicto XVI

El prelado, que estuvo recientemente en Roma cuando el Santo Padre presidió la misa del Miércoles de Ceniza, reveló algunas sensaciones que le produjo compartir con el Papa el inicio de la Cuaresma

El obispo de Nueve de Julio, monseñor Martín de Elizalde, emitió un comunicado al avecinarse la efectiva renuncia al papado de Benedicto XVI.

El prelado, que estuvo recientemente en Roma cuando el Santo Padre presidió la misa del Miércoles de Ceniza, reveló algunas sensaciones que le produjo compartir con el Papa el inicio de la Cuaresma, a solo dos días de anunciar su renuncia: “Su figura frágil, su expresión bondadosa, su concentración en los textos y en los cantos, en los gestos y en los ritos hicieron de la ocasión una experiencia inolvidable; se percibía un velo de tristeza por la despedida, unido a la admiración sincera y una gratitud profunda por su ministerio universal”.

“Cabe preguntarnos ahora cómo hemos de valorar este momento histórico –reflexionó el obispo-. Sin duda, con gratitud a Dios por habernos dado al papa Benedicto XVI, que ofreció con generosidad su bondad y sacrificio, su sabiduría y prudencia, para bien de la Iglesia”.

No obstante, monseñor Elizalde también llevó la meditación hacia el lado de la recepción de su ministerio: “¿Nuestra inteligencia ha estado dispuesta a dejarse enseñar, nuestras acciones han sido coherentes con la vocación del cristiano y la formación recibida? ¿En qué medida hemos colaborado con la Iglesia, con los pastores, con el Papa, para secundar su tarea, hacerla más fácil y a la vez más eficaz?”.

Finalmente, el prelado determinó que en todas las parroquias se celebre el jueves 28 –este último, antes del mediodía- una misa en acción de gracias por el pontificado que termina y para rogar a Dios por la elección del nuevo Papa.