21 Oct 2020

El municipio de Trenque Lauquen informó los alcances de la reunión sobre perros callejeros: castración, educación, identificación y adopción

Se coincidió en que la temática responde a un problema de la comunidad en general, lo que demanda una política de Estado de corto, mediano y largo plazo de todos los intervinientes y de la comunidad en su conjunto. En 15 días se realizara una nueva reunión para definir los temas pendientes de análisis

Trenque Lauquen reunión sobre perros

El Intendente Municipal, Miguel Fernández, autoridades municipales, concejales, veterinarios y organizaciones se reunieron este viernes en el despacho del Jefe Comunal para abordar la problemática de perros callejeros.

En el encuentro, en el que se priorizó la pluralidad de voces, se definieron diferentes acciones a seguir, luego de la creación y promulgación de una Ordenanza que aborde la problemática de manera integral. Los tres ejes en los que se trabajó conjuntamente fueron: castración, educación, identificación y adopción.

En primer término, se coincidió en que la temática responde a un problema de la comunidad en general, lo que demanda una política de Estado de corto, mediano y largo plazo de todos los intervinientes y de la comunidad en su conjunto.

Asimismo, hubo acuerdo en que se realizará un registro obligatorio de la población canina. Todos los perros con dueños deberán estar registrados en un plazo de seis meses, una vez promulgada la Ordenanza. La identificación de los animales, paralelamente a su registro, se realizaría mediante chips.

Por otro lado, se definirá un “espacio municipal de tránsito de estadía breve”, para albergar los perros que estén en la calle, hasta tanto se realice la castración correspondiente. Esta demora no deberá superar los 5 días de tenencia. No está previsto que haya guarda de perros por tiempo indefinido.

Además, uno de los ejes fundamentales de esta política será la castración intensiva y permanente. En esta etapa los presentes indicaron necesario focalizar la castración canina, hasta que se estabilice esa población. Si bien se realizarán castraciones felinas, serán con menor intensidad.

El Municipio dispondrá de un móvil con personal preparado, previa capacitación en técnicas seguras, para la retirada de los perros callejeros.

En otro orden de cosas, complementaria pero asumida como fundamental, es la tarea de concientización y educación a todos los niveles y por todos los medios de comunicación.

Algunas cuestiones restan definir porque demandarán la participación de otros estamentos como es el destino de los perros peligrosos y el índice de multas.

El Jefe Comunal señaló que se está trabajando en un árbol de decisión operativo para establecer las diferentes variables de acuerdo a la situación de cada perro, como por ejemplo si tiene o no dueño, si es o no peligroso, si está o no castrado, entre otras características.

Asimismo, el Municipio y el Concejo Deliberante realizarán una campaña de difusión a largo plazo para mantener a la población informada sobre la responsabilidad, la obligatoriedad del registro y las castraciones.

Por último, se acordó buscar un control intensivo sobre la venta de perros.

Por el Municipio participaron: el Intendente, Miguel Fernández; la Directora de Educación, Patricia Muñagorri; los veterinarios Javier Fernández, Juan Borrazás, Rosario Guarrochena y Miguel Barrenengoa.

Por parte de los concejales estuvieron presentes Andrea Olivera Timo, Obdulio Sánchez, Alfredo Zambiasio, Carolina Gómez, Susana Muñoz y Marisol Basso; junto a las representantes de Unidos por las Mascotas, Marta Coria y Alejandra Pérez; por el Instituto del Animal, María Paula Yarza y por UPA, Graciela Medina.

En 15 días se realizara una nueva reunión para definir los temas pendientes de análisis y luego de ello se procedería a redactar el proyecto final de Ordenanza a discutir en el Honorable Concejo Deliberante.