22 Oct 2020

El misterio del violinista del Pailla Hué, centro extrahospitalario, en Trenque Lauquen

Es un misterio saber quién es, y si se dedica a la música de forma profesional. Sólo se puede ver una camisa violeta colgada prolijamente en una percha en la mitad de la ventana, que parece estar secándose con el aire de la primavera

El ex Hotel Pailla Hue funciona, desde hace unos meses, como un centro de aislamiento extra-hospitalario para pacientes con síntomas leves de COVID-19 de la ciudad de Trenque Lauquen. Allí, las personas deben permanecer aisladas durante 14 días para constatar que ya no tengan rastros de la enfermedad, y poder volver a sus tareas habituales cuando termine su cuarentena.

Es una situación harto difícil, ya que si bien el municipio se encarga de mantener la limpieza del lugar y proveerles comida para soportar el aislamiento, el encierro muchas veces hace que el tiempo parezca eterno. 14 días en una habitación de hotel sin poder salir no es una tarea sencilla.

Sin embargo, desde hace unos días, una persona viene llevando su estadía en compañía de un violín. Los vecinos del hotel son espectadores involuntarios de su música, la cual comienza a regalar a media mañana hasta pasado el mediodía. Con sonatas principalmente académicas, se lo puede escuchar desde la ventana del segundo piso que da hacia el contrafrente del edificio de Los Vascos.

Es un misterio saber quién es, y si se dedica a la música de forma profesional. Sólo se puede ver una camisa violeta colgada prolijamente en una percha en la mitad de la ventana, que parece estar secándose con el aire de la primavera. Mientras tanto, el barrio se deleita con sus melodías que nacen en esa habitación, conservando el misterio de quién será la persona que las practica con tanto esmero. El lugar, que alguna vez supo ser un hotel 3 estrellas y albergar artistas de talla nacional e internacional que visitaban la ciudad, mantiene en sus paredes la magia de la música, que cura y acompaña aun en momentos difíciles.