El intendente de Tandil aseguró que el distrito vive el momento más crítico desde que empezó la pandemia

El intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi, aseguró mediante declaraciones radiales que Tandil vive el “momento más crítico” desde que empezó la pandemia.

Lunghi, indicó que “tenemos más de 1000 casos activos y hemos decidido aplicar restricciones horarias. Todos los comercios esenciales y no esenciales cierran a las 18 horas», y afirmó que “el sistema de internación en UTI está al límite y las medidas son por ese motivo”.

Asimismo, sostuvo que «seguro que tenemos la cepa más virulenta y distinta. En esta segunda ola hay gente más joven contagiada e internada. Esto es una tragedia y si continúa la suba de contagios, vamos a tener que ir a fase 1. Necesitamos que la gente nos acompañe con el comportamiento social”.

En relación a la vacunación aseveró que se necesita “trabajar de forma articulada en Tandil tenemos 23.000 vacunados quisiéramos tener 40.000. Las vacunas acá están llegando bien».

Vale recordar, que el jefe comunal amarillista fue uno de los que implementó su propio sistema de fases y medidas alternativas a las dispuestas por el Gobierno provincial, lo que concluyó en una escalada de casos y un sistema sanitario colapsado.