22 Ago 2019

El intendente de Guaminí calificó a la situación que se vive en las localidades de Casbas y Garré como de emergencia

“Estamos viviendo una situación complicada, y en estos momentos damos prioridad a las poblaciones”, señaló el jefe comunal, quien desde hace varios días está solicitando a la Provincia que le envía ayuda y equipos. La información fue publicada por el sitio web del diario La Nueva de la ciudad de Bahía Blanca

Guaminí Caminos

El intendente de Guaminí, Néstor Alvarez, afirmó a los colegas de La Nueva que en las localidades de Casbas y Garré se está viviendo una “situación de emergencia” por el avance del agua sobre el ejido urbano y reconoció que la cuestión puede empeorar si en las próximas horas caen entre 40 y 50 milímetros de lluvia, como está anunciado.

“Estamos viviendo una situación complicada, y en estos momentos damos prioridad a las poblaciones”, señaló el jefe comunal, quien desde hace varios días está solicitando a la Provincia que le envía ayuda y equipos.

En Garré -donde viven unas 1.200 personas- está ingresando agua desde los distritos de Tres Lomas y Salliqueló; mientras que en Casbas -tiene unos 5 mil habitantes- solo se ha visto afectado un barrio, y en el lugar se están llevando a cabo obras para evitar el avance del agua.

En la zona norte del distrito, los sectores más complicados son la zona del paraje La Indiana y la estación Victorino de la Plaza; en la zona sur, el paraje Casey y la localidad de Arroyo Venado.

Por el momento no se ha tenido que evacuar a alguien, pero la situación podría cambiar si vuelve a llover en las próximas horas. Si se toma en cuenta el rango de tiempo que va desde el 22 de enero hasta ayer, en todas las localidades del distrito de Guaminí se cumplió la media anual de precipitaciones; y en algunas de ellas incluso se superó.

Guaminí Caminos

Además, señaló que las napas se encuentran saturadas y que la tierra ya no puede incorporar más agua.

“Hoy tenemos a más de la mitad de los caminos rurales del distrito inundados, instransitables, con más de 50 centímetros de agua en algunos casos”, reconoció.

Esto obligó también a que el municipio solicitara la presencia de dos unidades Unimog al Regimiento de Infantería Mecanizado Nº 3 con asiento en Pigüé, para permitir que los alumnos puedan llegar a algunas escuelas rurales.

“Los chacareros están preocupados y hacen reclamos constantes. Pero cuando se tienen 50 centímetros de agua sobre los caminos ¿qué se puede hacer?”, se preguntó.

Esta situación se suma a la que también se está viviendo en una parte de Adolfo Alsina, donde una localidad se encuentra prácticamente aislada debido a que los caminos rurales se encuentran inundados.

“Los pronósticos dicen que vamos a tener bastante lluvia hasta septiembre. La situación se puede complicar aún más”, finalizó Alvarez.