28 Oct 2020

El gobierno lanzó un «plan de obras en autopistas» por un monto de 100.000 millones que incluye a la 5

La iniciativa -según destaca el mismo matutino- “abre una puerta a una nueva manera de hacer obra pública, en la que el Estado se asocia a privados” que “prometen transformar en autopistas” tramos de las rutas 3, 5, 7, 8, 9, entre otras

Este lunes el diario Clarín dio a conocer que el Gobierno Nacional lanzó un “plan de obras en autopistas” por un monto de 100.000 millones de pesos y que la gestión del presidente Mauricio Macri busca que esa inversión sea financiada por “empresas privadas” que se pagarán con las “tasas de combustibles y peajes”.

RUTA

La iniciativa -según destaca el mismo matutino- “abre una puerta a una nueva manera de hacer obra pública, en la que el Estado se asocia a privados” que “prometen transformar en autopistas” tramos de las rutas 3, 5, 7, 8, 9, entre otras.

El sistema se llama APP, Asociación Pública Privada. Es el régimen que está creciendo en los países en desarrollo a pasos acelerado. Y aquí el Gobierno lo quiere poner en marcha como una forma de seguir impulsando la obra pública sin que el permanente crecimiento de la deuda pública encienda luces amarillas en el sistema financiero internacional. Usarán parte de los impuestos a los combustibles y, en algunos casos, peajes, para repagar la construcción.

“Estamos afinando los detalles para hacer los primeros data room, donde se empiece a discutir los pliegos de licitación, en agosto”, dijo a Clarín el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

“Las licitaciones serían en octubre, y los contratos arrancarían en abril del año próximo, cuando vencen las actuales concesiones de los corredores viales”, agregó.

La ley de APP fue aprobada en noviembre pasado y reglamentada en febrero. En esa ocasión, el Gobierno señaló que viabilizaría inversiones por US$ 40.000 millones. En este primer testeo hablan de $ 100.000 millones. Pero habrá una segunda etapa de otras ampliaciones de rutas por $ 50.000 millones adicionales. En total, casi US$ 10.000 millones.

En el sector privado tienen muchas expectativas por el sistema. Aunque aseguran que en todos los países donde se está haciendo ha llevado tiempo implementarlo, por la complejidad de los contratos. Por caso, constructoras argentinas están hoy analizando los APP de Paraguay y Perú.