17 Jun 2021

El gobierno de Buenos Aires intervino la fundación “Felices los Niños”

El gobernador bonaerense Daniel Scioli dispuso la intervención de la Fundación «Felices los Niños» luego de que se conociera un informe donde se aseguraba que el sacerdote Julio César Grassi desviaba donaciones a la cárcel de Campana donde está detenido

Grassi
Grassi
El gobernador bonaerense Daniel Scioli dispuso la intervención de la Fundación «Felices los Niños» luego de que se conociera un informe donde se aseguraba que el sacerdote Julio César Grassi desviaba donaciones a la cárcel de Campana donde está detenido.

Oficialmente, se informó que Scioli tras una reunión mantenida en la Casa de Gobierno de La Plata, instruyó al Ministerio de Justicia para que se realice una «profunda investigación en la Unidad Penal 41 de Campana para determinar las responsabilidades sobre la denuncia por irregularidades en el manejo de donaciones».

A través de la Dirección de personas Jurídicas, Scioli decidió que se trabaje «coordinadamente con el director de Hogares de la Fundación, Juan Manuel Casolati, para darle continuidad al apoyo a esa entidad».

El director de Hogares de la fundación Felices los Niños y denunciante de desvío de donaciones en beneficio del cura Julio César Grassi, Juan Manuel Casolati, advirtió que «un grupo de leales» del padre en la institución también se enriqueció con la presunta irregularidad.

«Hubo complicidad absoluta de un grupo de leales que tiene Grassi allí, que se ha ido enriqueciendo en estos años y ha ido utilizando la organización en beneficio propio, pero a pedido de Grassi; son sus manos ejecutoras de la cantidad de ilícitos que comete (desde el penal de Campana)», dijo Casolati al referirse al sacerdote que cumple una condena por abuso sexual a menores de edad.

El secretario de ejecución penal de la Defensoría General del partido bonaerense de San Martín, a cargo de la fundación desde que el padre fue detenido, añadió: «El (por Grassi) se enriqueció y utilizó a los chicos como herramientas pero, a su vez, necesitó que otros se enriquecieran para que él pudiera hacer sus cosas».

En diálogo con radio Continental, por último, alertó que «dicen que trabajan» en Felices los Niños «120 personas, pero no se ven: hay muchos que no hacen nada».

La diputada Nacional y titular del Partido GEN, Margarita Stolbizer, pidió al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que releve a la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense luego del nuevo escándalo que involucra al padre Julio César Grassi y a la Fundación Felices los Niños.

“Una vez más, el gobierno está detrás de los acontecimientos. Hay demasiados funcionarios involucrados y responsables por este desastre”, indicó la legisladora y recordó que “hace muchos años que el servicio penitenciario viene siendo un foco de corrupción y negocios”.

Stolbizer dijo que el desvío de alimentos realizado a favor de Grassi debió “haber sido advertido tanto por los funcionarios responsables del control de la institución, que se encuentra devastada, sin condiciones edilicias para la vivienda de los menores, y también por el servicio de cárcel adonde ingresaban clandestinamente las donaciones que debían tener otro destino”.