20 Sep 2021

El gobernador Kicillof en la reapertura del Sanatorio Antártida y un mensaje para algunos empresarios: «no es momento para hacerse un verano»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró que ve que «la mayoría de los empresarios en la provincia de Buenos Aires está a disposición para aguantar los trapos», en referencia a la actitud del sector patronal frente a la crisis generada en la economía por la pandemia de coronavirus.

«Vemos que la mayoría de los empresarios en la provincia de Buenos Aires está a disposición, para aguantar los trapos», dijo Kicillof en la puerta del Sanatorio Antártida, cuya reapertura tuvo lugar luego que el gremio de camioneros se lo ofreciera al gobierno bonaerense para aumentar su capacidad en 330 camas críticas para la atención exclusiva de pacientes bonaerenses.

Agregó que en la provincia hay «empresarios solidarios», que realizan «muchas donaciones» y «mantienen los precios», aunque otros especulan aprovechando las dificultades. A esos últimos empresarios les dijo que «no es momento para hacerse un verano».

La reapertura del sanatorio estuvo encabezada por el presidente Alberto Fernández, quien este jueves cumplirá 61 años y comentó que nació en ese lugar. También estuvo presente en la recorrida el líder camionero Hugo Moyano.

Kicillof consideró que «se tomó la decisión acertada» al decretar con rapidez el aislamiento social, preventivo y obligatorio, ya que «se están espaciando los contagios» que, según dijo, de «haberse seguido con la actividad normal, se hubiesen expandido».

En ese sentido, aseveró que el aislamiento permitió que la administración bonaerense gane tiempo para ampliar la capacidad de atención ante posibles contagios.

«Las medidas restrictivas que tomó el Presidente de la Nación nos dieron un margen de tiempo para poder trabajar multiplicando la capacidad de atención del sistema, que estaba bastante deteriorado», expresó el mandatario.

Reseñó que la provincia «tenía muchas obras sin terminar y hospitales sin abrir» y recordó que «por suerte, estas medidas restrictivas nos han dado un lapso,no hemos parado un minuto de trabajar para ampliar nuestra capacidad de atención».