20 Feb 2020

El gobernador de Buenos Aires anunció que pagará con fondos propios el bono de 250 millones de dólares

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció que pagará con fondos propios, sin asistencia de la Nación, los 250 millones de dólares correspondientes al bono BP21, luego de no lograr un acuerdo con el 75% de los acreedores. Además, informó que comenzará un proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera. De esta manera logró evitar que el mayor distrito del país entre en default.

López y Kicillof

En conferencia de prensa, Kicillof lamentó que pese a haber obtenido manifestaciones de respaldo de bonistas individuales a la propuesta de postergación de pagos de un vencimiento de deuda, «hubo un fondo que mostró una posición bloqueadora y no tuvo la misma actitud constructiva y de diálogo». El gobernador indicó que este fondo «pretendió negociar de otra manera, y ofrecía cobrar todo pero en bonos, lo que no constituye una solución para la provincia».

Kicillof dijo que la situación global de la deuda bonaerense es «insostenible e impagable» en las condiciones actuales, dado que sólo este año hay vencimientos por 220.000 millones de pesos, lo que representa el 15% del total de recursos disponibles en la provincia por todo concepto.

Kicillof responsabilizó a las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, de quienes dijo dejaron “una deuda impagable” tanto por los montos como los plazos. En este marco, señaló que su antecesora elevó la deuda provincial de 9.300 millones de dólares a 11.300 millones de dólares. Según dijo el mandatario, «medida en pesos la deuda se multiplicó por cinco».

«Se emitieron durante los cuatro años pasados 5.000 millones de dólares. Y durante los ocho anteriores la emisión había sido de 2.500 millones», remarcó.

En los próximos días se va a dar a conocer un cronograma que va a estar en consonancia con el de la Nación, es decir, los pasos a seguir para la reestructuración, según dijo Kicillof en una conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.