16 Abr 2021

El diputado Buil se «sube» al pedido de tamberos

El legislador rivadaviense expresó que “si bien es el gobierno nacional quien fija las condiciones de producción y comercialización, es la provincia el organismo que debe ayudar a los productores, más aún ahora en momentos de incertidumbre económica”. Buil se hizo eco de otro de los reclamos, que tiene que ver con lo que reciben por litro de leche

Buil, Abel - Diputado Provincial 4ta FAP
Buil, Abel – Diputado Provincial 4ta FAP
Tras la reunión que encabezara el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Alejandro Rodríguez, junto a la Mesa provincial de Lechería, el diputado del FAP, Abel Buil, celebró el encuentro pero le exigió al Ejecutivo “mayores facilidades de financiamiento a productores a través de líneas crediticias del Banco Provincia”, uno de los principales problemas que afecta al sector.

En esta línea, el legislador rivadaviense expresó que “si bien es el gobierno nacional quien fija las condiciones de producción y comercialización, es la provincia el organismo que debe ayudar a los productores, más aún ahora en momentos de incertidumbre económica”.

Asimismo, Buil se hizo eco de otro de los reclamos de los tamberos, que tiene que ver con lo que reciben por litro de leche (alrededor de $2,30). “Los productores son los más perjudicados de la cadena. Los precios en las góndolas suben pero ese incremento no se traslada”, aseguró el vicepresidente II de la Cámara Baja provincial.

“El reclamo de los tamberos debe ser atendido en forma urgente, porque dentro de la producción agropecuaria es la única actividad con mano de obra intensiva, local, demandante de capital para producir, y que además genera movimiento económico local y arraigo en el campo”, agregó el legislador.

“En los últimos años se perdieron 8 mil productores tamberos como consecuencia de una política oficial asfixiante, donde los intermediarios son los únicos beneficiados. Es responsabilidad de la nación y provincia modificar las condiciones para que ese número no se incremente”, concluyó Buil.