24 Oct 2020

Echegaray y Bossio: «las subas del mínimo no imponible de Ganancias y jubilaciones se volcarán en gran parte al consumo»

Echegaray y BossioLos titulares de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, y de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Diego Bossio, ofrecieron esta tarde una conferencia de prensa en la sede de la AFIP para ampliar los detalles de los incrementos en las jubilaciones y en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, anunciados ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Echegaray afirmó que el incremento del 20% del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias significará «un sacrificio fiscal» del cual «gran parte se va a volcar al consumo». Destacó que lo pagará el 17,48% de los empleados, y que sólo el 0,5% pagará entre el 31% al 35% del ingreso, por lo que pidió «tener en cuenta la magnitud de la discusión instalada en la dirigencia y evaluar cómo es la realidad, el contexto del ciento por ciento de los argentinos».

El funcionario resaltó los “resultados exitosos en la política de recaudación”, y añadió que gran parte de los recursos de aquellos que dejan de tributar Ganancias “se va a volcar al consumo y retroaliomentar las políticas expansivas de la economía”.

“Con el aumento del 20% del mínimo no imponible dejan de tributar 765.353 personas, y el 82,52% de los empleados registrados en todo el país (7,7 millones), no va a pagar el impuesto”, agregó.

De esta manera, sólo el 17,48 % del universo de empleados registrados aportará a Ganancias (1,6 millón), y el 10,48% pagará menos de $ 500 mensuales. Además, el 4,54 % aportará hasta el 9 % de sus ingresos, y sólo el 0,5 % entre el 31 y 35 por ciento.

El sacrificio fiscal del incremento es de $ 8.171 millones anuales, dijo y señaló que ese monto es el equivalente a dos millones de Aisgnaciones Universales por Hijo anuales, 327 escuelas o 33 hospitales. Y remarcó la funcionalidad del impuesto “para que se pueda desarrolla el Estado, que habían dejado de existir con políticas que terminaron con la situación conflictiva del 2001”.

El titular de la AFIP explicó, además, que la decisión de elevar el monto del impuesto recae en el Poder Ejecutivo, pero cualquier modificación en la escala se tiene que aprobar en el Congreso de la Nación.

Resaltó que en Argentina se comienza a tributar el impuesto a partir de los u$s 1.388 de ingreso, una cifra superior a Inglaterra, España y Halanda, por ejemplo.

Con el incremento del mínimo no imponible, el monto por el cual un soltero comienza a tributar ascendió de $ 6.966 a $ 8.360; y el casado con 2 hijos de $ 9.636 a $ 11.563.

“Nuestro Gobierno no se ha caracterizado por subir impuestos, sino por tomar decisiones y gestionar, con hincapié muy fuerte en los tributos que más difícil son de cobrar, como Ganancias”, dijo Echegaray y subrayó que “en 2012 hemos cumplido con la meta presupuestaria, logrando nuestro objetivo fundamental: que paguen más los que mas ganan”.

Por su parte, Bossio precisó que la totalidad de los haberes jubilatorios van a aumentar desde marzo 15,18 %, lo que implica un incremento internual del 28,33 por ciento. El índice se calcula de acuerdo a la evolución de la recaudación tributaria y de los salarios (con datos de la Secretaría de la Seguridad Social).

Resaltó el impacto de la recaudación tributaria (representa el 45 % de los ingresos de la Anses), que tuvo una “evolución más que significativa, del 35 % interanual, y va a permitir disponer a las familias de $ 32.000 millones adicionales”.

Con el incremento anunciado, el haber mínimo pasa a $ 2.175, la pensión asistencial a $ 1.730, el haber máximo a $ 15.871 (cerca de 9.000 que van a pasar a cobrar ese monto). El funcionario remarcó que el 46 % cobra más que la mínima, y un grupo importante aún más, por decisión de la Justicia.

“Los jubilados son una prioridad para el Gobierno“, dijo Bossio y marcó que la Ley de Movilidad Social “ha dado muy buenos resultados”.

Asimismo, indicó que las dos medidas en conjunto (el aumento de jubllaciones y del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias) significan más de 40.000 milones (1,8% del PBI), que tienen un impacto muy fuerte en el multiplicador de consumo y va a generar aumento en el nivel de actividad, y en todos los aspectos de la recaudación”.

El funcionario destacó que la jubilación mínima aumentó 14 veces, y subrayó la “decisión que tomó Néstor Kirchner, que fue acertada y con claro sentido de justicia social, de fomentar más el incremento de la mínima y el número de jubilados”.

Desde la aplicación de la Ley de Movilidad Jubilatoria, en marzo de 2009, el ingreso mínimo registró una variación positiva del 213,8 %; y el alza alcana el 1.300 % desde 2003.

En ese sentido destacó el resultado del Plan de Inlclusión Jubatoria), por el cual se logró que el 94,3 % de las personas en edad de jubilarse estén inscriptos, liderando la región, por encima de Brasil y Chile.

Así, el titular de la Anses precisó que el gasto en jubilaciones ascendió del 4 % al 7,7 % del PBI, mientras que le gasto previsional total (incluye asignaciones, pagos de las fuerzas fedrales y prestaciones de seguridad social), asciende al 11,42 % del PBI.

Afirmó, entonces, que “los jubilados han recuperado terreno, y eso es parte de una política progresiva, no sólo en el aumento de las remuneraciones, sino también en el número de jubilados”.

Fuente textual: www.prensa.argentina.ar