17 Ene 2020

Dujovne: «El proyecto de reforma tributaria será de implementación gradual»

En una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda, Dujovne sostuvo: «Tenemos que mejorar los impuestos que cobramos» y propuso así «un sistema que sea más amigable con los contribuyentes, más equitativo y más igualitario». «Además de enfocarnos en el gasto, tenemos que hacerlo en los impuestos», consideró el funcionario, quien evaluó que la Argentina necesita «un camino gradual de cinco años para la reducción de impuestos».

Dujovne, Nicolás

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo que el proyecto de reforma tributaria será de implementación gradual e implicará subas en impuestos internos para bebidas con alcohol, incluyendo vinos, cervezas y sidras, y gaseosas azucaradas.

Según el proyecto, la alícuota del impuesto interno a los vinos y sidras subirá de 0 a 17%; de las cervezas del 8 al 17% y el champaña también de 0 a 17%.

«Modificaremos alícuotas de impuestos internos, especialmente en productos electrónicos que bajarán al cero por ciento», señaló el funcionario en una conferencia de prensa.

Indicó que habrá un «salto adicional para que los precios sean más parecidos a los de otros países del mundo» y consideró que «son bienes de capital que hacen a la productividad y a la economía». «Es vital que sigamos acercándonos a los precios internacionales», analizó y anunció que bajará también las alícuotas de automotores y motos de gama media de diez a cero por ciento.

En tanto, subrayó: «Vamos a subir de 10 a 20 por ciento a la de aeronaves de gama alta» y destacó que subirán las alícuotas de impuestos internos como cervezas, vinos, gaseosas azucaradas». «La reforma es de implementación gradual», aseguró el ministro, quien también resaltó que «gravará segundas viviendas o compradas con fines de lucro».

Reforma tributaria – lineamientos

En la conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda, Dujovne sostuvo: «Tenemos que mejorar los impuestos que cobramos» y propuso así «un sistema que sea más amigable con los contribuyentes, más equitativo y más igualitario». «Además de enfocarnos en el gasto, tenemos que hacerlo en los impuestos», consideró el funcionario, quien evaluó que la Argentina necesita «un camino gradual de cinco años para la reducción de impuestos».

Otra de las propuestas es la eliminación del impuesto a la transferencia de inmuebles e introducción de un gravamen a la ganancia de capital realizada con la venta de inmuebles no destinados a casa-habitación. «Esta modificación reducirá los costos de acceso a la vivienda y fomentará la formalización de la actividad inmobiliaria», sostuvo la cartera.

Al referirse al denominados «impuesto al cheque», el Ministerio analizó que «los impuestos en cascada, como los créditos y débitos bancarios (ICDB) son una fuente de distorsiones del sistema impositivo».

«Ningún otro país del mundo recauda, como Argentina, 6 puntos del PBI, en esta clase de tributos. Proponemos aumentar gradualmente hasta 100% el porcentaje del ICDB que pueda pagarse a cuenta de ganancias», apuntó.