26 Oct 2020

Desgarrador testimonio de Sandra Fewkes, Mamá de Leonela, por AM 1280 y FM 88.5

Las declaraciones de la Mamá de la joven muerta al ser embestida por un taxista, se transcriben textualmente. Habló en la mañana de este jueves por Las Radios de Trenque Lauquen, ciudad en la que estudió

LEONELADespués de conocida la excarcelación del taxista que mató a Leonela en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, su mamá Sandra Fewkes formuló declaraciones al canal de noticias C5N, las que fueron reproducidas por nuestra página.

La vecina y docente de Tres Algarrobos, conversó en horas de la mañana de este jueves con Las Radios de Trenque Lauquen, AM 1280 y FM 88.5.

Lo hizo en un tono pausado, pero visiblemente consternada por lo sucedido. Reproducimos a continuación algunos de sus testimonios, respondiendo a las preguntas que le formuló el conductor del programa Zapping que se emite entre las 09.00 y 12.30 de lunes a viernes:

«Lamentablemente estas causas se dan así. Ya, más o menos, me había explicado el estudio de abogados que me patrocina. No esperé una decisión tan pronto. Debido a este feriado calculé que a partir del lunes se iba a tomar una determinación. Estamos con todo el proceso judicial, se continúa la causa. No es que quede inocente y libre. Lo que está es condiciones de excarcelación».

«La causa, por ahora, está caratulada como Homicidio Culposo. En el caso que se demuestre lo contrario será considerado Homicidio Simple».

«La excarcelación se decidió porque, por ahora, han atestiguado sus médicos. Lo que han dicho es que él presentaba en ese momento un coma diabético y por eso había perdido el conocimiento. Aún faltan un montón de pericias médicas, solicitadas por mí y la Fiscal de la causa. Nosotros en la parte judicial no podemos interceder, pero lo que buscamos es la verdad».

«Nuestra verdad es que él (el conductor del taxi) no estaba inconsciente. Era un negligente total, al haber comenzado a manejar sin haberse alimentado, sabiendo la enfermedad que tenía, como así también recibido una renovación de medicación. No se puede salir si sos diabético. Tengo familiares y no soy neófita en estos temas, por lo que insisto que no debería haber salido a manejar. Lo que mata no es su enfermedad, es su negligencia».

«En el carnet de conductor no figuraba su enfermedad. Lo había renovado hacía poco tiempo. Es un transporte público, por lo que debe cumplir un montón de requisitos. Él no presentó ninguna de sus enfermedades».

«Ahora se están presentando pericias médicas de nuestra parte y los testigos. Llegaremos de esta manera al Juicio Oral. Gracias a Dios el novio de mi hija ha tenido un valor muy importante en toda la causa, me ha acompañado sin dejarme un minuto. Fue quién consiguió los testigos y los abogados que patrocinan».

«Los medios locales, distritales, provinciales y nacionales me han acompañado. Los primeros días por consejos de las Madres del Dolor, porque era inexperta en esto, me dijeron que hiciera la causa nacional, porque a veces queda en la nada. Hay casos innumerables que suceden en Buenos Aires y ciudades grandes. Dios me dio la fuerza para hacerlo. Hoy estoy con problemas de salud. Hice todo lo legal. Estoy esperando resultados y ojalá sean positivos más adelante».

«Esto me cambió el destino de mi vida. Hace dieciocho años que estoy separada y el mismo tiempo lo viví sola con Leonela. Si bien vivimos en la casa de mis padres, la luchamos solas. Ella era una luchadora, estudiante excelente, excelente persona, excelente hija, excelente nieta y excelente novia. A su vez, había conseguido su primer trabajo, en el cual estaba sumamente contenta. Fue a cobrar el aguinaldo y ahí fue donde perdió la vida. Ahora, en mi caso, simplemente sobrevivo. Desde ese 29 lo único que me impulsa es la lucha y seguir adelante por quienes quedaron, que son mis padres, por Darío que es el novio. Debo luchar hasta que se haga justicia. Después, Dios dirá».

«En mi trabajo, por ahora, estoy en condiciones de licencia. Toda una vida dedicada a la docencia. Yo estudié en Trenque Lauquen. Estudié ahí y viví dos años en la ciudad. También tengo mi corazón en ese lugar».

«Es fundamental el papel de los medios para que no se olviden de Leonela. Para que se haga Justicia. Para que salga la verdad. Ese señor hace dieciseis días que está protegido en un hospital. No conocía la cárcel. Aduce problemas de enfermedad y ahora anímicos. Que tendría que decir yo, entonces, que perdí mi hija y tengo que seguir luchando. Día a día me enfrento a situaciones terribles. Desde ir a buscar su cuerpito a Buenos Aires, hasta todo lo que me está pasando, que tendría que decir yo».

«Por ahora estoy esperando como sigue la causa judicial. Por los problemas de salud no me puedo dirigir a Buenos Aires. Si esto no se da como se espera tendremos que pedir justicia con la ayuda de todos los argentinos. Cuando fui me encontré con una marcha inesperada. Si bien había salido en todos los medios, nunca pensé que gente que no me conocía, nunca me había visto se condolía conmigo y luchaba por nuestra causa. Realmente fue muy emocionante y me sentí muy acompañada. Acá en Tres Algarrobos también se hizo, donde quedaron mis familiares. Y, en Carlos Tejedor, donde quedaron compañeras de trabajo. Y en otras localidades vecinas, también».

«Leonela era mi ùnica hija. El motivo de vida. Me levantaba y la llamaba para saber donde estaba. Si había concurrido a la facultad o en el trabajo. Si había llegado bien. Era como si tenía el presentemiento de Madre, no sé. La llamaba continuamente. Estaba a un día de venirse a nuestra localidad. Le tocaba el feriado largo. Estaba sumamente feliz. Pasaba por un momento feliz. Hacía seis meses que estaba de novia. Era muy feliz con lo poco que uno le puede dar como docente. Lo único que le podía dejar yo, era el estudio».

«Las fuerzas, a veces, decaen. Los primeros días me encontraba abocada al tema legal. Eso era como que me daba fuerzas. Después me encontré cuando vine a mi Pueblo, a la realidad cotidiana, y la tengo que ir a visitar al cementerio, es tremendo. Uno va cayendo y no se recupera tan fácil».

«Estaré necesitando de los medios y ojalá prontamente tenga buenas noticias. Yo se que esto lleva su largo proceso. Ya me han preparado mis abogados. Por ahí, Dios lo ilumina al Juez y a todos quienes trabajen en la causa y cambie todo esto».