Cuatro años de la muerte de un Intendente inigualable: Jorge Barracchia

Su enorme capacidad de gestión, con una comunidad que supo acompañarlo, como dirigentes que estuvieron a la altura de las circunstancias, Barracchia se constituyó en una figura ineludible de la historia contemporánea, no solo de Trenque Lauquen, sino también de una vasta región e inclusive su figura fue reconocida en diferentes lugares del país y también internacionalmente. En horas de la mañana de este martes se desarrollaron actos en su memoria. Uno de ellos tuvo lugar en el cementerio (que también impulsó) Parque, promovido por el radicalismo, donde habló el ex intendente, Juan Carlos Font, y otro en la Ampliación Urbana, motorizada por el Departamento Ejecutivo Municipal, donde se plantaron 3 ceibos y un jaracandá, en la avenida principal que lleva su nombre

Barracchia, Jorge
Barracchia, Jorge
Se cumplen este martes, cuatro años de la muerte de Jorge Alberto Barracchia, uno de los dirigentes más destacados que haya parido el sistema político en este distrito de la provincia de Buenos Aires.

Su enorme capacidad de gestión, con una comunidad que supo acompañarlo, como dirigentes que estuvieron a la altura de las circunstancias, Barracchia se constituyó en una figura ineludible de la historia contemporánea, no solo de Trenque Lauquen, sino también de una vasta región e inclusive su figura fue reconocida en diferentes lugares del país y también internacionalmente.

Sus políticas de inclusión desde el primer mandato en el año 1987, provocaron una magnífica respuesta en los ciudadanos, habiendo siendo reelegido en 1991, 1995, 1999, alineado con el radicalismo y siempre con un porcentaje superior al 60 por ciento de los sufragios. En el 2001, luego de haber sufrido problemas serios de salud, Barracchia presentó su renuncia, pero como no pudo con su carácter hiperquinético, se desafilió de la Unión Cívica Radical, habiéndose incorporado a la huestes de Elisa Carrió. Fue candidato a Senador Nacional, ubicándose en el tercer lugar, detrás de Eduardo Duhalde y Raúl Alfonsín.

Luego de varios años, en el 2007, se sintió tentado por las políticas del Frente para la Victoria y especialmente por Néstor Kirchner. Volvió al ruedo y se postuló otra vez como candidato a Intendente Municipal, bajo el paraguas del todavía oficialismo gobernante. También con este manto político, Barracchia siguió siendo un faro político. Hizo de la construcción de viviendas su principal arma. Solo en tres años de gestión, logró que se erigieran casi mil unidades habitacionales, una cifra que será muy difícil de igualar.

Durante la última gestión también fue un innovador. Dio el primer paso hacia la construcción de lo que en principio se llamó Ciudad Satélite, y luego Ampliación Urbana, que permitirá a cerca de mil familias, contar con su vivienda propia. Estas acciones han sido observadas y estudiadas desde diversos estamentos de la vida pública Argentina, al punto de ser tomadas para replicarlas.

En horas de la mañana de este martes se desarrollaron actos en su memoria. Uno de ellos tuvo lugar en el cementerio (que también impulsó) Parque, promovido por el radicalismo, donde habló el ex intendente, Juan Carlos Font, y otro en la Ampliación Urbana, motorizada por el Departamento Ejecutivo Municipal, donde se plantaron 3 ceibos y un jaracandá, en la avenida principal que lleva su nombre.