Carabelli sobre el agua corriente en Trenque Lauquen: «tenemos un nivel limitado para el consumo»

El secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio, arquitecto José Carabelli, en declaraciones que formuló a Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) se refirió, especialmente, al sistema de agua, el que viene presentando distintos inconvenientes en los últimos tiempos. Especialmente se registran roturas en las conexiones y en la última semana hubo un corte total del suministro

Carabelli y Feito
Carabelli y Feito
El intendente municipal de Trenque Lauquen, Raúl Feito, en oportunidad de la apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante puso sobre el tapete dos temas importantes para el futuro de la ciudad. Enfatizó en las redes de Agua Potable y Desagües Cloacales, señalando que «estos dos servicios son los desafíos del gobierno que surja de las elecciones de este año».

El secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio, arquitecto José Carabelli, en declaraciones que formuló a Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) se refirió, especialmente, al sistema de agua, el que viene presentando distintos inconvenientes en los últimos tiempos. Especialmente se registran roturas en las conexiones y en la última semana se produjo el corte del suministro en toda la planta urbana por el incendio en cables de electricidad que abastecen a uno de los motores de elevación del líquido a la conocida como «Copa del Agua».

«El problema del agua lo divido en dos partes. Por un lado lo de la red interna existente en la planta urbana. Es una red que, si bien, está con una vida útil complicada. Creo que no es el momento de hacer un cambio total de la red, pero convengamos que tiene sus problemas. Por otro lado, tenemos una ventaja relativa, porque al tener un crecimiento ordenado y planificado, a partir de la Ampliación Urbana, el crecimiento se puede dividir en dos, lo que sería el viejo sistema y el que va hacia el futuro. Se va a generar algo nuevo que no va a tener problemas por muchísimos años. En relación al viejo, se podrá trabajar sobre el mismo», indicó el funcionario.

Carabelli abordó una cuestión gravitante y que padecen muchos pueblos del territorio nacional, como es la escasez de agua para consumo. «Sobre lo que más vamos a tener que trabajar es sobre la captación de agua, porque en Trenque Lauquen tenemos un nivel para el consumo limitado. La ciudad no va a poder crecer con respecto al consumo que tiene hoy, de acuerdo a lo que señala el Código Alimentario», afirmó. En el mismo sentido recurrió a la decisión de fortalecer el sistema de doble cañería indicando que «la solución para tener un sistema sustentable, ese es el camino. El agua que uno consume es el veinte por ciento del total. El ochenta por ciento son aguas que no son para el consumo alimentario. Estamos usando un agua que cuesta mucho conseguir, para regar el patio, para el inodoro, lavar la ropa y llenar la pileta. Eso sí, tenemos algunas ventajas. El Concejo Deliberante hizo una ordenanza del doble circuito. Cuando empezó era para viviendas de más de cincuenta metros cuadrados. Con el tiempo se generalizó a toda construcción. En las casas que se están construyendo desde el municipio se puede ver el doble circuito y los dos tanques de agua».

Con relación al consumo de agua de La Serenísima lo que siempre ha merecido algunos cuestionamientos, el funcionario señaló que «cuando se instaló se privilegió ese tema. Se le garantizó un millón de litros diarios. Posteriormente la empresa hizo importantes inversiones en el tratamiento de las aguas que captan, porque les convenía económicamente. Ha bajado en los últimos tres o cuatro meses, muchísimo el consumo. De un millón, ha bajado a 100 mil o 200 mil litros diarios. La Serenísima llegó a pagar seiscientos mil pesos mensuales por el uso del agua».

José Carabelli habló también de la búsqueda de acuíferos que garanticen la prestación del servicio y sobre el alto consumo. En este último punto se lo indagó sobre la carencia en la cultura del ahorro por parte de los vecinos, indicando que «las tarifas son bajas. Se han aumentado, pero todavía sigue siendo un valor irrisorio. Está bien que sea muy bajo para los consumos mínimos, pero se subió bastante para los consumos elevados. Insisto que, de todas maneras, sigue siendo bajo».

El secretario de obras y servicios públicos coincidió con la postura del periodista de nuestras emisoras, sobre la necesidad de reformular el área de Obras Sanitarias, habida cuenta de la convocatoria que reciben a diario para hacer frente a las reparaciones. «Hay que pensar en la estructura del servicio de agua, aunque este año es difícil por lo electoral. Lo debemos hacer porque el sistema fue pensado para ocho o diez mil usuarios, y hoy son veinte mil», reconoció.

«No hay que asustarse – dijo finalmente – yendo a un sistema de doble conducto. El agua que usemos para la higiene, tendrá menos calidad, con un poco de salinización. Y la que tengamos para el consumo humano, se deberá tratar de mantener la buena calidad. Va a requerir algunas modificaciones en las tasas, porque habrá doble medición».