24 Sep 2021

Argentina presenta su apelación por el fallo de Griesa a favor de los «fondos buitre»

Este lunes vencen los plazos legales y el país buscará que el máximo tribunal estadounidense tome la causa y rechace tener que pagarle primero a los «holdouts» que no ingresaron al canje

Griesa, Juez Norteamericano
Griesa, Juez Norteamericano
El gobierno argentino presentará este lunes ante la Corte Suprema de Estados Unidos la apelación correspondiente en la causa contra los «fondos buitre».

Los bonistas que ingresaron al canje que integran el Exchange Bondholder Group, que lidera Gramercy, y otros fondos como Fintech, podrían actuar en el mismo sentido, es decir, apelar ante la Corte debido a que en este caso el fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa los afecta directamente como inversores.

La presentación judicial se realizará el día que vence el plazo y fue confirmada a Télam por fuentes allegadas a la Unidad de Reestructuración de Deuda, creada a través del decreto 1935/2013.

El fallo de Griesa contrario a los intereses del país fue dividido en dos por la Corte de Apelaciones de Nueva York.

El tribunal de instancia, el pasado 23 de agosto, avaló el pronunciamiento de Griesa, aunque dejó en suspenso la instrumentación hasta que la Corte Suprema se pronuncie.

Técnicamente, Argentina apelará el segundo fallo de la Cámara de Apelaciones, que aprobó el método de pago propuesto por Griesa. Esto es, buscará que el máximo tribunal tome la causa y rechace tener que pagarle primero a los «holdouts» que no ingresaron al canje que ganaron la sentencia (1.330 millones de dólares actualizables según corran intereses) con fondos destinados por Argentina al pago a los bonistas que ingresaron al proceso de reestructuración de 2005 y 2010.

El primer fallo ya fue rechazado para su tratamiento por la Corte Suprema, con lo que la estrategia oficial se centrará en intentar demostrarle la falta de equidad que existiría en el pago a los «holdouts» y a los «fondos buitre», que reúnen el 7% que quedó en default, respecto de los bonistas del canje.

A lo que se suma la decisión del gobierno de reabrir el canje -que los especialistas denominan Canje III-, que ya está aprobado por el Congreso, y podría implementarse en cualquier momento si los «holdouts» aceptan voluntariamente las mismas condiciones que el resto.

El gobierno argentino sumó en noviembre pasado al abogado Paul Clement, ex procurador general de Estados Unidos durante el gobierno de George W. Bush y profesor de Derecho de la Universidad de Georgetown, quien liderará el proceso junto con el estudio Cleary Gottlieb, «buffet» que históricamente defendió a la Argentina en esta causa.

Clement conoce cómo se mueve la Corte Suprema. Acumula en su carrera el récord de haber participado en 41 litigios en la máxima instancia de la justicia de Estados Unidos, 16 de los cuales se desarrollaron en los últimos dos años.

En 2005, Clement fue nominado por el ex presidente George W. Bush para el cargo de procurador general en reemplazo de Theodore Olson.