27 May 2019

APYME calificó a los anuncios de la gobernadora Vidal como selectivos y parciales

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) dio a conocer un documento donde cuestiona los anuncios realizados por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Califica a los mismos como selectivos y parciales.

El texto de la entidad que tiene su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires:

«Ante las medidas  anunciadas por la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME)  advierte que la reiterada pretensión de disponer “alivios” para el consumo  y las Pymes no hace más que confirmar el profundo daño que la política de Cambiemos inflige a la actividad económica y los sectores productivos nacionales.

En línea con los anuncios del presidente Macri y sus ministros, las medidas que difundió la gobernadora Vidal consisten en una serie de disposiciones aisladas que no constituyen un “plan” sino beneficios selectivos y parciales que de ningún modo alcanzan a paliar la emergencia económica, social y productiva que castiga a los bonaerenses y a la mayoría de los argentinos.

Lejos de eso, APYME advierte que estos “alivios” pretenden garantizar, en el marco del año electoral,  las condiciones políticas que permitan profundizar el programa de desregulación, endeudamiento y ajuste que está devastando  el mercado interno, la producción nacional y el entramado Mipyme de la ciudad y el campo.

Los beneficios para Pymes, sean comerciales,  crediticios o  fiscales, podrán ser aprovechados en algunos casos, pero desconocen los reiterados reclamos de las entidades del sector para frenar mediante una ley de emergencia  la pérdida de 40 establecimientos por día y de miles de puestos de trabajo.  Los créditos a 29%  resultan útiles únicamente a una minoría de empresas con una situación financiera ordenada. En muchos casos, el marco recesivo hará que lo tomen para aprovechar la diferencia de tasas financieras en lugar de destinarlos a la producción.

En cuanto a los descuentos para el consumo en supermercados con débito  del Bapro, resulta un paliativo para los consumidores que puedan acceder, pero en el acuerdo hay sólo grandes cadenas de supermercados, lo que orientará el exiguo consumo hacia actores concentrados dentro del sector, disminuyendo aún más el consumo en comercios Pymes minoristas.

La actual disparada del dólar y las nuevas subas de tasas, que sobrepasan el 70%, dan cuenta de la ineficacia de cualquier medida aislada que pretenda reactivar el consumo y ayudar a las Pymes cuando todo resorte de decisión económica  se subordina al arbitrio de unos pocos actores especulativos y concentrados.

Las Pymes, las economías regionales y los sectores del trabajo damnificados por esta coyuntura no necesitamos más alivios sino soluciones que sólo serán posibles con  una modificación estructural del rumbo económico por parte de un Estado soberano que se proponga  la recuperación del mercado interno, las Pymes y la producción nacional».