3 Dic 2020

Almacenes, bares y boliches, al tope de los que infringen la Ley de Nocturnidad

En total, los inspectores del Reba realizaron durante el primer mes del año más de 1.900 inspecciones a bares, restaurantes, bailables, chiringos, supermercados, kioscos, almacenes y hoteles, entre otros, con el siguiente resultado: 401 comercios clausurados y 17.213 botellas de bebidas alcohólicas secuestradas. También se realizaron más de 10 mil controles de alcoholemia a conductores

Nocturnidad - Infracciones a la ley
Nocturnidad – Infracciones a la ley
Más del 50 % de las clausuras efectuadas durante enero a comercios que incumplieron con la Ley de Nocturnidad, corresponde a almacenes, bares y boliches. Los motivos: vender alcohol fuera de horario permitido, incluidos menores, y no tener la licencia. Bares y boliches, en segundo lugar.

Los datos se desprenden del informe que la dirección provincial de Registro y Control de la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (Reba), del ministerio de Salud, presentó con el total de operativos e inspecciones realizados durante el último mes en el Conurbano y la Costa Atlántica.

En total, los inspectores del Reba realizaron durante el primer mes del año más de 1.900 inspecciones a bares, restaurantes, bailables, chiringos, supermercados, kioscos, almacenes y hoteles, entre otros, con el siguiente resultado: 401 comercios clausurados y 17.213 botellas de bebidas alcohólicas secuestradas. También se realizaron más de 10 mil controles de alcoholemia a conductores.

De ese total de comercios clausurados, el 54% corresponde a almacenes y autoservicios. Le siguen, con casi el 20%, bares y boliches bailables. El resto de las clausuras corresponde a supermercados, restaurantes, balnearios y chiringos, hoteles, kioscos y distribuidoras.

Las infracciones más frecuentes cometidas por los comercios son la falta de licencia Reba, el expendio de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido, el ingreso a boliches posterior a las 2 de la mañana, presencia de menores bebiendo alcohol, consumo en vasos de dimensiones mayores a la permitida (350 milímetros de capacidad) y por rubro prohibido.

“Con mayor cantidad de inspectores y controles, este verano la Provincia buscó profundizar los resultados que se vienen obteniendo en los últimos años y reducir las consecuencias del consumo abusivo como siniestros viales, intoxicaciones con pérdida de conciencia y hechos de violencia”, explicó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia.

Precisamente, un relevamiento del ministerio de Salud en las guardias hospitalarias de seis ciudades turísticas, reveló que en lo que va del verano hubo una disminución del 37% en relación a los atendidos durante el mismo período del año pasado, por abuso de sustancias. Y, en el caso del alcohol, su consumo abusivo se redujo un 46,5 por ciento al pasar de 152 a 81 los casos, en enero de 2013 y el mes pasado, respectivamente.

Durante el operativo de verano, los agentes del Reba también realizaron más de 13.800 controles de alcoholemia, de los cuales sólo el 1,5% (208 test) resultaron punitivos, es decir, presentaban una cantidad de alcohol en sangre mayor a la permitida. Mientras que 345 determinaciones fueron positivas no punitivas, con un nivel de alcohol en sangre tolerable. Y 13.285 resultaron negativas.

Los controles de alcoholemia se llevaron a cabo en Dock Sud, Chascomús, Lezama, Dolores, Mar del Plata, Villa Gesell, San Bernardo, Mar de Ajó y en las terminales de ómnibus de Florencio Varela.