Advertencia del gobierno de la provincia sobre el uso de pirotecnia

El ministro de Salud, Alejandro Collia, recomendó directamente «no comprar pirotecnia para las fiestas», ya que «es la única forma de asegurarnos un encuentro familiar más seguro». «Los que compren de todos modos pirotecnia deben respetar las instrucciones de uso presentes en los envoltorios. Sólo deben encenderse al aire libre, jamás adentro, no deben guardarse en los bolsillos y tienen que estar lejos de cualquier otro elemento que pueda entrar en combustión», sostuvo

Pirotecnia
Pirotecnia
El gobierno de la provincia de Buenos Aires advirtió sobre los riesgos del uso de pirotecnia durante los festejos de Navidad y Año Nuevo, e informó que si bien los accidentes atendidos en hospitales provinciales bajaron casi un 50 por ciento en el último año, aún se registran casos graves, como pérdida de visión y amputaciones.

«Las fiestas son fechas de encuentro con nuestros seres queridos, de unión y de festejo para todas las familias argentinas; el uso irresponsable y desmedido de la pirotecnia puede empañar ese momento de alegría», apuntó el gobernador Daniel Scioli, y agregó: «como pidió hace pocos días nuestro Papa Francisco, se trata de que podamos contribuir al silencio para oír la voz del amor».

No obstante, la cartera provincial pidió «máxima responsabilidad» a quienes decidan usarla y remarcaron que se debe procurar que los chicos «no manipulen esos elementos», además de que los adultos deben cerciorarse «de que se trate de productos autorizados por el Registro Nacional de Armas de la Argentina (RENAR), para no utilizar pirotecnia ‘trucha’ que eleve los riesgos».

El ministro de Salud, Alejandro Collia, recomendó directamente «no comprar pirotecnia para las fiestas», ya que «es la única forma de asegurarnos un encuentro familiar más seguro». «Los que compren de todos modos pirotecnia deben respetar las instrucciones de uso presentes en los envoltorios. Sólo deben encenderse al aire libre, jamás adentro, no deben guardarse en los bolsillos y tienen que estar lejos de cualquier otro elemento que pueda entrar en combustión», sostuvo.

Según un relevamiento del ministerio de Salud en los hospitales provinciales, el número de personas traumatizadas por la utilización de explosivos durante Navidad y Año Nuevo se redujo casi a la mitad en 2013 con respecto al año anterior.