24 Oct 2020

A casi cuatro meses del asesinato de Adrián Maya, vecino de Trenque Lauquen, habló su Madre revelando algunos detalles

Adriana comentó que a su hijo lo asesinaron dándole «golpes con barretas que utilizaba para su trabajo de gomero en la cabeza y espalda, mientras se lo apuñalaba de frente»

Maya, Andrés (Foto: extraída de Facebook)
Maya, Andrés (Foto: extraída de Facebook)

Serena, pausada y en forma contundente la madre de Adrián Maya, asesinado el pasado 25 de Octubre de 2016 en la vivienda de un barrio denominado Indio Trompa, brindó detalles hasta ahora poco conocidos para la mayoría de los ciudadanos sobre el hecho, en declaraciones que formuló a Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5).

Adriana comentó que a su hijo lo asesinaron dándole «golpes con barretas que utilizaba para su trabajo de gomero en la cabeza y espalda, mientras se lo apuñalaba de frente». La vecina reclamó una Justicia más rápida y relató que se ha reunido con el Fiscal que entiende en la causa a quién le ha preguntado, ante la falta de detenidos si éste puede considerarse un «crimen perfecto».

Anticipó que «se está en la búsqueda de un abogado para que se haga cargo de continuar el desarrollo de la investigación, en virtud que la información que a nosotros se nos proporciona creemos no es la suficiente. Siempre, en estos casos, es bueno contar con respaldo profesional».

«Estoy segura que el tiempo me dará la razón», dijo con firmeza cuando se refirió a la forma en que los autores del homicidio ingresaron a la vivienda de su hijo. «Adrián los conocía, porque nunca abría la puerta a cualquiera, la que además era muy difícil hacerlo desde afuera». Se esperanzó que «teniendo en cuenta que el crimen de una señora en el mismo barrio demoró 8 años en esclarecerse, en el caso de mi hijo suceda lo mismo».

Adriana Maya indicó, además, que «resolvió salir a hablar en los medios, porque hay huellas en distintos elementos investigados, pero cuando voy a fiscalía me expresan que hay que esperar, que la causa está en curso y que no pueden decir nada». Manifestó que «el celular de mi hijo fue encontrado en Buenos Aires y tenía huellas, que las manchas de sangre que encontraron en la vereda de la casa eran de otras personas, todas las manchas que había dentro de la vivienda eran de él, pero como limpiaron con cloro lograron sacar algunas. Igual quedaron huellas. Se están peritando. Esperamos el resultado desde noviembre».