25 Oct 2021

24 distritos bonaerenses vuelven a clases dentro de dos semanas

La Dirección General de Cultura y Educación presentó este martes el Plan Jurisdiccional para el retorno a clases. En principio, será para los distritos que presenten un bajo riesgo epidemiológico y con un estricto protocolo sanitario. De esta forma, se comienza un regreso progresivo a la presencialidad en las escuelas

Este plan prevé varias etapas. En la primera, se convocará a los y las estudiantes que requieran fortalecer la continuidad pedagógica, haciendo hincapié en quienes vieron discontinuadas sus trayectorias educativas por problemas de conectividad o falta de acompañamiento en las mismas. En este grupo, se priorizarán quienes estén cursando el último año, tanto del nivel primario como del secundario.

En la segunda etapa, y “conforme a las condiciones epidemiológicas”, serán convocados los demás estudiantes de manera gradual. La Ministra Agustina Vila explicó que aquí “Se priorizará a toda la matricula del último y primer año de los niveles primario y secundario” como también a “hijos e hijas de trabajadores esenciales y de la educación”, incorporando progresivamente al resto de las matrículas de cada escuela.

Foto: infocielo.com.ar

Los 24 distritos que comenzarían las clases el próximo 26 de octubre serían: Chivilcoy, Daireaux, Saavedra, Bragado, Tres Lomas, Lobos, Lezama, Salliqueló, Alberti, General Lavalle, Adolfo Alsina, Monte Hermoso, 9 de Julio, Puan, 25 de Mayo, Tordillo, Guaminí, Monte, General Lamadrid, Rauch, Florentino Ameghino, Carlos Tejedor, González Chaves y Chascomús.

Por su parte, en los distritos de riesgo medio “se evaluará llevar adelante actividades socioeducativas – fuera del ámbito escolar- de revinculación y acompañamiento” que estarán vinculadas al arte, al deporte, la recreación e incluso de apoyo escolar. Las mismas deberían ser realizadas al aire libre pero en predios cerrados, entre los que se incluirían clubes, campos de deporte y polideportivos, descartando el uso de espacios públicos como parques y plazas. Además, tendrían un máximo de 10 participantes.

Respecto a las escuelas privadas, el Ministerio autoriza la incorporación de tareas administrativas de atención al público “para la sostenibilidad de la matrícula”, algo que la mayoría de las escuelas ya venía llevando en la práctica previo a la normativa.

¿Cómo será la vuelta a las aulas?

El protocolo presentado por la Ministra Vila prevé varios puntos. En primer lugar, la obligatoriedad para los y las trabajadoras de educación del permiso de la aplicación CUIDAR. Además, los estudiantes deben llevar una declaración jurada firmada por los responsables familiares en la que se deje constancia que se encuentra en condiciones de asistir. Todas las personas que ingresen al establecimiento educativo deberán tomarse la temperatura corporal, que no podrá superar los 37.4°.

Además, los estudiantes se tendrán que dividir en subgrupos, tantos como sea necesario para garantizar el distanciamiento mínimo prescripto por la autoridad sanitaria (2 metros en espacios comunes y 1,5 metros en el aula, entre estudiantes y a 2 metros de distancia del docente a cargo del curso), con un máximo de diez estudiantes por salón.

La resolución agrega que durante la primera etapa del regreso seguro a las clases presenciales “la jornada tendrá noventa minutos de dictado de clase en forma continua, sin recreo”, y que “los bloques de clases de las distintas secciones serán en horarios distintos, de modo que cohabiten la escuela en forma simultánea la menor cantidad de personas posible”.

Asimismo, “el mismo grupo de estudiantes tendrá un encuentro por semana, y quienes cursen el último año de cada nivel tendrán tres encuentros semanales para abordar los denominados “contenidos prioritarios”, definidos por las y los docentes de cada grupo a partir de los lineamientos emanados de la cartera educativa”. La Ministra explicó que el trabajo presencial deberá integrarse con las tareas pedagógicas que continuarán realizándose de manera no presencial.

Respecto a la segunda etapa, el Plan Jurisdiccional anticipa la ampliación de matrícula que contará con la posibilidad de tomar clases presenciales, siempre y cuando la situación epidemiológica lo amerite. Allí las instituciones educativas “pondrán en marcha diferentes modelos de presencialidad, conforme a sus particularidades e infraestructura edilicia”.

La propuesta bonaerense también contempla nuevos hábitos que deberán adquirirse en las aulas de la “nueva normalidad”, como sanitizar la mochila antes de salir de casa y al llegar a la escuela, y dejarla fuera del aula mientras se encuentran en clase. Además, higienizarse las manos en períodos máximos de 90 minutos y al manipular objetos, con la recomendación de “evitar compartir útiles, comidas, bebidas y también el contacto físico”.