General Villegas inundación

General Villegas inundación

El gobierno de la provincia de Buenos Aires resolvió, si nos atenemos a las declaraciones de Leonardo Sarquís en Junín, ser salomónico con el intendente de General Villegas, Eduardo Campana, que después de haber “comandado” el corte de la ruta nacional número 226 sin la autorización podría habérsele complicado jurídicamente la situación. Se estaba ante lo que está tipificado como un delito federal, el proceder a la rotura de todos aquellas vías que dependan del Gobierno de la Nación.

El ministro de Agroindustria bonaerense en declaraciones que formuló a la prensa en Junín, y que se conocieron este jueves, manifestó que “la obra no fue aprobada por la provincia, ni vialidad, ni la subsecretaría de Infraestructura Hidráulica. Se hizo cargo el municipio. La obra no estuvo mal hecha, en cuanto a ingeniería“. Agregó que ”otra consecuencia de lo que realizado por Villegas fue que hizo que se retrase el cronograma que venían haciendo en lo que se venía planificando. Uno tiene que coordinar con todos los municipios”. En ningún momento hizo mención a los alcances judiciales que la determinación podía alcanzar.

Junín - Reunión de Sarquís con productores

Junín – Reunión de Sarquís con productores

Sarquís dijo también que se analizó lo acontecido. “Se habló con los intendentes. Por suerte esa obra no tuvo un desvío importante. Esto terminó el sábado al mediodía y alivió muchísimo la situación en general.  El ministro que se ha convertido en la figura ministerial que está al frente de la crísis hídrica, señaló también que “Hoy eso está controlado, pero todas estas obras hay que hacerlas mientras se esperan obras grandes que tardan lo que tardan”.

“Lo que uno escucha es la ansiedad y la angustia de muchos productores que te muestran la situación compleja que están viviendo”, afirmó, para añadir: “Todo el mundo sabe que este tema se soluciona con obras de largo y mediano plazo, y la buena noticia es que este gobierno está haciendo los cosas bien”.

“Lo que nosotros no podemos decir es cuánto puede llover estos días, ya que va haber precipitaciones y ojalá llueva poco, porque cualquier adicional puede complicar el panorama”, admitió.

“La tranquilidad es que están todos los resguardos necesarios para que la prioridad sea la contención de los cascos urbanos”, dijo.

“Lo importante de la famosa cuarta etapa del Plan Maestro del Salado, es que los primeros 27 kilómetros de la etapa 1A ya se licitaron por $ 1800 millones y en 60 días pueden empezar las obras”, manifestó.

Fuentes: diariodemocracia.com y rtpemultimedios.com