Rodríguez Ricardo – Foto: laopinion.com.ar

Ricardo Rodríguez que viene desempeñándose como interventor de la UOCRA Bahía Blanca, desde el pasado mes de octubre del 2017, fue consultado por Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) en torno a la detención de Humberto Monteros e integrantes de lo que fuera la conducción del gremio en la ciudad del sur.

Quién tiene la responsabilidad de manejar el gremio en Trenque Lauquen y parte de la región, como así también presidir la CGT de la zona, antes de emprender viaje a Bahía Blanca, fue interrogado por un periodista de nuestras emisoras.

“Esta es una causa que se inicia bastante tiempo atrás. No es nuevo. Culminaba esto con la renuncia de toda la comisión ejecutiva anterior y a partir del 2 de octubre del año anterior el consejo directivo nacional, de acuerdo con el gobierno de la provincia, el ministerio del Interior, el ministerio de Seguridad bonaerense y otros actores, resolvieron la intervención en La Plata y Bahía Blanca. Estamos hace tres meses largos con la intervención de Bahía. Los allanamientos se han llevado a cabo por decisión de la Justicia”, explicó en primer término Ricardo Rodríguez.

Interrogado sobre hasta donde la acción que viene desempeñando puede haber acelerado la determinación del Fiscal Zarzano, expuso que “yo recibí instrucciones muy precisas consistentes en darle continuidad institucional al gremio, haciendo una auditoría. Esta última no arroja grandes resultados. Solo algunos detalles en balances no rendidos. Una serie de puntos menores con los que se puede hacer un informe, sin necesidad de cortar la cabeza de nadie”. “Lo que ocurrió ahora venía aparejado con lo que denunció la gobernadora. Paralización de las obras, gremialistas convertidos en empresarios gastronómicos, de combis, camiones. Yo más allá de tomar contacto con el fiscal de la causa, el primer día, he tratado de mantenerme al margen para no entorpecer”, acotó.

Ricardo Rodríguez reafirmó que “yo tengo como responsabilidad darle continuidad institucional al gremio. Esta gente desde fines de septiembre del 2017 no pertenecían más a la UOCRA. Son ex dirigentes”.

El interventor de la UOCRA fue consultado sobre como podrían haber acumulado tantos recursos los gremialistas detenidos, si la auditoría no arrojaba resultados negativos. Dijo que “ellos vendían el combo completo a las empresas, como viandas, las combis para llevar a la gente, vendían el agua, la ropa, los preocupacionales, hasta la seguridad de los trabajadores”. Rodríguez agregó que “la parte más importante de la causa tiene que ver con la extorsión”. Apuntó que “esto estaba muy bien aceitado desde la conducción del gremio y no me puedo jactar que lo desarmé. Lo que hice fue desactivar los conflictos que se habían presentado en obras”.

En otro tramo de la entrevista reiteró como había sido designado y el respaldo con el que cuenta para estar al frente de la intervención, para indicar que “yo conocía a Monteros. Estuvo conmigo en el gremio cuando yo estuve en Bahía Blanca entre los años 2004 y 2005”. “Yo debo decir que tenían una seccional altamente organizada. Un sistema de control y de nombramiento de delegados y de manejo de la obra terrible, pero no preparados para hacer el bien, sino para hacer el mal”, explicó Rodríguez al referirse a lo que se ha investigado desde la intervención.