Vidal, María Eugenia anuncia reformas en la Justicia

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal anunció la Reforma Integral del Sistema de Justicia, con 10 proyectos de ley, que es impulsada por el Poder Ejecutivo bonaerense. Esta medida ya había sido anunciada por la funcionaria en la apertura de sesiones de la Legislatura, y representa una de las iniciativas más esperadas.

Asimismo, la iniciativa incluye la modificación de los códigos de Procedimiento Penal; Civil y Comercial, y Laboral, para otorgar mayor celeridad a los procesos judiciales. En tanto, la determinación de hacer estas modificaciones surge de un relevamiento que detectó que “la gente no confía” en la Justicia, por lo que se buscará darle mayores atribuciones al ciudadano.

“Quiero agradecer a todas las víctimas y familiares de víctimas que nos acompañan hoy, a todas las organizaciones que han venido trabajando con nosotros en esta tarea de plantear una reforma profunda del poder judicial de la Provincia. Hace dos años, cuando asumimos, lo hicimos con el compromiso de cambiar y en ese cambio, no había cambio posible si no cambiábamos las reglas del juego de la política y del funcionamiento de la Provincia”, aseguró Vidal.

En ese sentido, la “despolitización y transparencia” del sistema son dos ejes en los que se trabajó especialmente durante la creación de la reforma. Además, busca “hacer más accesible la justicia y poner a la víctima en el centro de los procesos”. También se incluirá un proyecto de Ley de Enjuiciamiento de Magistrados que permita acortar los plazos del juicio y apartar rápidamente a quienes no estén cumpliendo correctamente sus funciones.

Tenemos que tener una justicia despolitizada, transparente, que llegue a tiempo para que de verdad se haga Justicia y que ponga en el centro a la victima y no al victimario. Que cambie radicalmente su manera de trabajar. Estos desafíos son muy grandes e, incluso, implican cambios culturales”, aseguró hace instantes la gobernadora, en una conferencia de prensa desde La Plata.

La selección de los jueces y fiscales en el Consejo de la Magistratura también se encuentra en la mira, ya que ahora deberán concurrir primero a la Escuela Judicial, que tendrá una duración entre un año y medio y dos años y será de carácter obligatoria para acceder al cargo, algo que hasta el momento no se había implementado nunca en nuestro país.

“No podemos tener un Estado que mira para otro lado cuando en el plano de la Justicia siguen pasando cosas injustas. No podemos mirar para otro lado cuando todavía tenemos jueces y fiscales que llegaron a esos cargos por influencia política o judicial, y no por su propio merito. Todavía hay victimas que dependen de que el fiscal les cuenten como va su causa para saber lo que pasa”, aseveró la gobernadora.

Y agregó: “Estas cosas pasan hace muchos años en la Justicia de Buenos Aires; hubo grandes avances y ahora se puso en marcha un mecanismo mediante el que el Estado asiste a las victimas de delitos graves. Así es que estos equipos, por ejemplo, están trabajando hoy con los chicos victimas de abuso en el Club Independiente y sus familias”.

Con estas modificaciones también apuntan a que exista mayor paridad en el reparto de las causas entre los juzgados y erradicar las diferencias en las duraciones promedio de las causas. A pesar de que la Justicia es un poder independiente del Ejecutivo y el Legislativo, la intención inicial que tiene el oficialismo es la de “asistir” y revertir “el mal funcionamiento de la Justicia”.

Otra de las aspiraciones de la reforma es la de reducir los recursos que puede usar un delincuente para no ser encarcelado, y de este modo reducir los tiempos de los juicios, ya que, actualmente, un abusador de menores puede, por ejemplo, pasar 11 años en libertad recurriendo a mecanismos procesales, pese a ser condenado. En cuanto al procedimiento Civil y Comercial la idea es adaptarlo al nuevo Código de fondo que rige en esa materia.

“En dos años hay 28 jueces y fiscales que estaban involucrados en causas por abuso de poder, de corrupción, complicidad de delitos gravísimos como el caso de narcotráfico, que por renuncia, suspensión o por exoneración del Consejo de la Magistratura hoy no forman más parte de nuestra Justicia. Empezamos a tener un funcionamiento distinto, pero nos queda mucho por hacer”, aseguró.