Plan de Rutas y Autopistas

En una interesante nota publicada en el diario Clarín, el reconocido periodista Alcadio Oña, especialista en temas económicos, se refiere a la preocupante situación derivada de la crisis que vive el Gobierno Nacional en materia financiera que podría hacer naufragar el plan de obras dispuesto para 2.500 kilómetros de rutas y autopistas. En ese plan está incluido el corredor entre Mercedes y Santa Rosa, que involucra a los distritos de Suipacha, Chivilcoy, Bragado, 9 de Julio, Carlos Casares, Pehuajó, Trenque Lauquen, Pellegrini, Catriló, Lonquimay, Uriburu, La Gloria y Anguil.

El columnista señala que “el 24 de abril, cuando se supo que había 32 grupos interesados en la construcción de 2.500 kilómetros de autopistas y rutas  bajo el modelo de participación público privada, los PPP, el Gobierno festejó el acontecimiento a lo grande”.

Oña puntualiza que “hay de por medio una inversión de US$ 6.000 millones en cuatro años y una recaudación impositiva proyectada de US$ 3.000 millones”.

En un párrafo a tener muy en cuenta, el periodista apunta que Luis Caputo, ministro de Finanzas y Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, calificaron la jornada vivida como “un día histórico”; y que “esto demuestra que las empresas argentinas e internacionales están dispuestas a intervenir y a cooperar para que la infraestructura crezca”, para agregar que “ni los interesados ni los funcionarios conocían entonces hasta dónde iba a cambiar un escenario que ya había empezado a cambiar”. Desde ese 24 de abril la cotización del dólar acumuló un 24%: o sea, 24% en apenas 12 días de operaciones. Y la tasa de interés del Banco Central, que sirve de guía al mercado, escaló desde el 27,75% al 40%: poco más de 12 puntos porcentuales, precisa en el artículo publicado en el diario de mayor circulación del país,  indicando que un constructor nacional advirtió la semana pasada que “con el dólar todavía fuera de la zona de los $ 25 los PPP son inviables”.

Plan de Obras en Rutas y Autopistas – Día del anuncio

Luego de señalar cuales los planes de las empresas que se habían presentado a la licitación y confiaba en el apoyo crediticio de la banca, Oña pone en boca de otro constructor:  “ayer traté el punto con un banquero importante y su respuesta fue que por ahora no hay tasa ni posibilidades de acordar nada”.

En el Ministerio de Transporte escribe Oña aclaran un par de tantos. Dicen: “El 24 de abril se presentaron las ofertas técnicas y también las económicas. Ahí está el paquete completo, no una parte del paquete, y además nadie vino a plantearnos que se bajaba. De modo que no anden agitando fantasmas”.

Este jueves se conocerán las ofertas definitivas y unos 15 días después, los ganadores. Y si alguno de ellos decide borrarse la licitación será adjudicada al segundo. Quien desista corre el riesgo de perder la garantía de US$ 15 millones que comprometió en el intento. Luego mediarán unos cuatro meses hasta la firma del contrato y, una vez dado ese paso, arrancarán las obras. Estaríamos hablando de principios del segundo semestre, informa el periodista de Clarín.