El Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección Provincial de Pesca, y junto con los organismos con competencia en materia hídrica OPDS y ADA, brindaron un informe ante la reciente aparición de peces muertos en distintos cuerpos de agua de la provincia de Buenos Aires, y con el fin de llevar tranquilidad a la población.

Las temperaturas elevadas, las escasas precipitaciones y la ausencia de vientos que produzcan oleaje y oxigenen el agua,  son factores que contribuyen a la baja concentración de oxígeno disuelto en agua vital para el desarrollo de la actividad biológica. Este fenómeno puede explicarse si se considera que cuanto más elevada es la temperatura del agua, menos oxígeno retiene y disuelve. En tanto, el metabolismo de las bacterias y otros organismos acuáticos que consumen materia orgánica aumenta notablemente y, por ende, también se incrementa el consumo de oxígeno.

A su vez, las algas que integran los cuerpos de agua con alta producción primaria, no solo hacen fotosíntesis diurna (generadora de oxígeno) sino que también respiran, siendo que muchas veces, en condiciones de floraciones algales típicas del verano, la respiración nocturna consume más oxígeno del que se generó durante las horas de luz.

Por lo tanto, es importante aclarar que estos sucesos pueden asociarse a causas de carácter natural, y que, por lo tanto, la salud pública no corre riesgos.

No obstante, en caso de verificarse un hecho como el descripto, se solicita a la población recurrir a la agencia de gobierno municipal correspondiente a fin de derivar la consulta a los entes provinciales competentes con los protocolos que conjuntamente con el ADA y OPDS se llevan adelante  para asegurar una adecuada respuesta.