Suprema Corte de Justicia de la Nación

Los farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires -entre ellos, una delegación con representantes de Trenque Lauquen- se reunirán hoy, a las 11 horas, en Talcahuano 550 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para darle un abrazo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Es para mostrar públicamente la preocupación que tienen por el intento de la cadena Farmacity de avasallar las normas existentes, señalan en un documento que se dio a conocer este martes.

En Trenque Lauquen, a la misma hora y en apoyo a la medida, las farmacias cerrarán sus puertas. Por la tarde abrirán en su horario habitual: a partir de las 16.30.

El documento remitido a los medios del distrito:

Con esta movilización en el centro porteño convocada por el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, farmacéuticos y empleados de las 4.500 farmacias que hay en los 135 municipios, a quienes también se sumarán pacientes, harán oír su voz para mostrar públicamente la preocupación que tienen por el intento de la cadena Farmacity de avasallar las normas existentes, que son las que ordenan un arquetipo sanitario con garantías para el acceso de la población a sus medicamentos y el servicio farmacéutico en todo el territorio bonaerense.

A pesar que desde 2012 la Justicia en tres oportunidades -primera instancia, Cámara Contenciosa y Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires,  esta última en diciembre de 2016 por unanimidad- se pronunció en defensa del modelo equitativo y eficiente imperante para la salud pública, y rechazó una y otra vez la pretensión de la cadena empresarial, ésta volvió a la carga contra el Estado bonaerense y en su propósito de instalarse en la Provincia presentó un nuevo recurso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El objetivo de Farmacity así como está expuesto viola varios artículos de la ley 10.606 –y sus modificatorias-, que desde 1987 regula la actividad de los farmacéuticos.

Por ejemplo, entre otros, vulnera el artículo 14°, que constituye como propietarios de farmacias a empresas unipersonales, sociedades en “comandita simple” (un propietario y un farmacéutico), farmacias sindicales y hospitalarias, mientras que Farmacity es una sociedad anónima.

También quebranta el artículo 3°, que establece la densidad poblacional y fija la cantidad de farmacias en una cada 3.000 habitantes, además de la distancia de al menos 300 metros entre una farmacia y otra, algo que le impide a la cadena instalarse en cualquier punto neurálgico de las principales ciudades bonaerenses.

Aunque la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires había señalado que la causa no podía tratarse en la Justicia Federal, la empresa llevó el caso hasta la Corte Suprema de la Nación, circunstancia que hace crecer la preocupación del Colegio de Farmacéuticos por la forma en que se está manejando el tema.

El hoy Juez de la Corte Suprema Carlos Rosenktantz fue abogado del Grupo Pegasus –el fondo al que pertenece la cadena- y tuvo que excusarse luego que el Colegio de Farmacéuticos lo recusara, mientras que uno de los fundadores de Farmacity, Mario Quintana, ahora se desempeña como vicejefe de Gabinete del Gobierno Nacional.

El lobby creciente que viene desplegando la empresa tuvo otro capítulo el fin de semana, cuando publicó en los grandes medios nacionales una solicitada en la que no describe la realidad de las cosas sino las falsea y adecua a su favor.

Los farmacéuticos han aclarado que no se oponen a la radicación de la cadena en la provincia de Buenos Aires por temor a la competencia, ya que no existe ninguna diferencia en los precios de los medicamentos que la empresa puede ofrecer respecto de las farmacias, y tiene permitido instalarse, pero si desea hacerlo, sostienen, esto deberá ocurrir en el marco de las leyes que rigen, tal como lo hacen las farmacias que a diario se están abriendo en el territorio bonaerense.

Las farmacias en ciudades y pueblos del interior de la Provincia son consideradas un servicio público, no un comercio, y cumplen un rol social: están en las localidades alejadas de las cabeceras de los distritos y en diferentes barrios, y las 24 horas de los 365 días del año brindan asistencia y una  atención integral que en redes como Farmacity no se contemplan. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por cada Farmacity que abrió, se cerraron nueve farmacias.

A todos los antecedentes de fallos favorables en la Justicia bonaerense, la postura del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires suma el aval de Guido Lorenzino Matta, Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires; de la Federación de Entidades de Profesionales Universitarios de Buenos Aires, integrada por numerosos Colegios, Consejos y Federaciones Profesionales; de la Caja de Previsión Social de las Ciencias Farmacéuticas de la Provincia de Buenos Aires (CAFAR); de la Cooperativa de Propietarios de  Farmacias (CO.FA.LO.ZA Ltda.); de la Confederación General de Profesionales de la República Argentina (CGP); de Colegios de Farmacéuticos de otras provincias,  y de ACOFAR Cooperativa Farmacéutica, entre otros.