Trenque Lauquen – Parque Municipal

El subsecretario de Servicios Públicos, Ingeniero Adhemar Enrietti, dialogó con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) en torno a distintos espacios comunitarios, especialmente los referidos a los parques municipales.

El responsable de esta área se encontraba al momento de la conversación en la intersección de las avenidas San Martín y Tomás Davis, donde hace varios meses se produjo una severa rotura en el sistema cloacal. En torno a esto indicó que “posiblemente en un mes y medio, este problema que nos generó tantos dolores de cabeza, puede estar solucionado definitivamente. Es esta una esquina muy neurálgica para la ciudad”. Cabe consignar que la rotura se produjo a unos cien metros de la avenida Villegas, a escasos metros de la terminal de ómnibus y casi en la entrada al principal paseo público de la cabecera del distrito.

Sobre los trabajos de depresión de napas que se está ejecutando desde hace bastante tiempo, Enrietti indicó que “la laguna del parque está muy cerca, entonces las napas siempre están altas. Ahí tenemos que llegar a unos cinco o seis metros de profundidad para hacer una estación de bombeo. Es arena y por lo complicado del lugar necesitamos que la zona esté bien seca. Hay varias bombas instaladas ahí que derivan el agua al canal del parque”.

Vuelto a interrogar, a raíz de la inquietud de muchos vecinos, sobre el puente que unía la costa de la laguna del parque con el anfiteatro municipal, el funcionario municipal trenquelauquenche contestó: “se ha dado esta misma charla con gente del municipio, este lunes. En las condiciones que hoy tenemos es casi inviable su reposición”. Agregó que las razones son “la necesidad del dragado de la laguna, porque está con mucho barro; la profundidad es muy poca. Meter maquinarias es correr riesgo que se entierre y se embanque, se quede ahí y cueste mucho sacarla”. Apuntó que “hacer lo que se hizo en su momento, demandaría hoy una inversión entre los cuatro y cinco millones de pesos”. Más adelante explicó que “el puente ese estuvo construido sobre gaviones. Los gaviones habían cedido, entonces el peligro de derrumbe y con pasaje de gente, era muy alto. En algunos lugares estaba corroído  y lo que eran las barandas de contención, estaban casi sueltas. Entonces la determinación fue sacarlo, a la espera que si en algún momento podemos dragar la laguna y pilotear (hacer pilotes), estables y perdurables en el tiempo, se podrá volver a tenerlo”.

Al referirse a otros dos parques municipales, como el Pastor y el Favaloro, el subsecretario de Servicios Públicos dijo que “en el segundo de los mencionados hemos hecho un gran movimiento de tierra, sacándose las lomas que se hicieron cuando se dio lugar a la laguna. Estamos mejorando las calles aledañas y se ejecutan otras obras que están incluidas en el Presupuesto Participativo. Con relación al Pastor, hemos puesto más de cien árboles. Estamos limpiando toda la zona de juncos que impedía el corrimiento de agua hacia los canales, y la idea es seguir sumando algunos juegos, instalar más parrillas y bancos. Realmente es un parque muy familiar. La gente lo disfruta mucho los fines de semana. El mayor inconveniente que tenemos ahí es que no contamos con energía eléctrica y de noche, hasta suele presentarse hasta actos de vandalismo”.