Banco Patagonia

Banco Patagonia

El proceso de venta del Banco Patagonia está concentrando la atención del mercado ya que las tres entidades en competencia, Galicia, Macro y BBVA-Francés, se juegan mucho en una operación que determinará quiénes quedan a la cabeza del mapa de las los grandes bancos privados del país.

El pasado 15 de febrero, en una operación a cargo del J.P. Morgan Chase & Co se lanzó el proceso de recepción de ofertas no vinculantes para la adquisición del Patagonia que ya cerró el 10 de marzo, con ofertas presentadas por esos tres bancos.

Desde el año pasado, en el mercado financiero se conjetura que el Macro es “número puesto” para quedarse con el Patagonia, ya que cuenta con una larga experiencia como agente financiero de provincias, dada su presencia en Salta, Jujuy, Misiones y Tucumán.

Además, se toman en cuenta las estrechas relaciones entre el presidente del Macro, Jorge Brito, y el accionista argentino del Patagonia, John Stuart Milne.

Sin embargo, el BBVA-Francés disputa seriamente la adquisición de la entidad en venta, que es controlado por el Banco do Brasil con un 59% de las acciones, en tanto que la provincia de Río Negro posee un 3,17%, la ANSES alrededor de un 16% y la familia Milne ronda el 19%.

Para el BBVA-Francés la adquisición del Patagonia no es una cuestión menor ya que los analistas del proceso de consolidación que atraviesa el sistema financiero argentino consideran que se trata de un tema llamado a tener una gravitación de largo plazo en la marcha del banco de capitales españoles (Bilbao-Vizcaya-Argentaria).

Esta visión es muy pertinente cuando se observa el ranking de las principales instituciones financieras privadas del país.

Con la reciente compra de la banca minorista del Citi, el Santander Río, también de capital español, ha consolidado su posición de líder de la banca privada, con un participación en el mercado de cerca del 12,5% y depósitos por unos 215.000 millones de pesos, a febrero pasado.

Por detrás, se ubican el Galicia, el BBVA Francés y el Macro, en este orden de acuerdo a sus depósitos, y mucho más lejos el Patagonia, que muestra depósitos por unos 51.400 millones de pesos, también a febrero pasado.

El Galicia, que aparece hoy en el mercado como el competidor con menos posibilidades de comprar el Patagonia, muestra depósitos por 158.000 millones, en tanto que el BBVA-Francés exhibe unos 118.000 millones y el Macro, 105.000 millones de pesos.

Cualquiera de las tres entidades oferentes que sumen entre el 3,5% y 4% del mercado que representa el Patagonia actualmente, pasaría automáticamente a colocarse como el segundo banco privado del país y con un potencial de desarrollo más que interesante habida cuenta del número de sucursales, clientes y expansión territorial de la institución en venta.

En este sentido, la disputa entre el BBVA-Francés y el Macro es sorda para el público y muy encarnizada en el mercado por lo que significa para cada entidad colocarse en el pelotón de arriba de los bancos privados. Quien gane esta disputa lograría una expansión de gran calado a mediano y largo plazo.

“La mayoría de los observadores, más allá de la propaganda interesada, otorgan las mayores posibilidades a Brito y el Macro, conocedores de su estilo audaz y su ambición de disputar a fondo en el proceso de consolidación bancaria que se está comenzando a transitar”, dijo un banquero a Télam.

El contraste de la actitud del Macro con la del BBVA-Francés es grande, “porque éste forma parte de un grupo internacional que no se mueve con la misma velocidad del banquero local y, sobre todo, porque en el Grupo BBVA prima una posición conservadora y de bajo riesgo que es lo que, en última instancia, puede dejarle fuera de esta importante carrera”, enfatizó la fuente.

En el mercado financiero se calcula que el precio del Patagonia podría rondar los 2.000 millones de dólares, pero se conjetura que la entidad que ofrezca alrededor 1.500 millones podría quedarse con ese bocado capaz de catapultar a cualquiera de los tres bancos a una posición de primerísima línea en la clasificación de los privados.

“Pero, en este punto, todo depende de la audacia y de la ambición de cada oferente. El Galicia aparece en una posición más consolidada que la de sus otros dos rivales, pero nada se puede descartar, aunque queda claro que Brito ha picado primero y que el BBVA Francés podría perjudicarse por su reticencia al riesgo”, apuntó el banquero consultado.

Fuente: Telam