Ruta 33 – Casbas – Garré

Antes de viajar hacia esta ciudad del oeste de la provincia de Buenos Aires, el intendente municipal de Guaminí, Néstor Álvarez dialogó con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) sobre la situación hídrica en su distrito.

El mandatario comunal aseveró que “seguimos muy complicados. La semana anterior nos llovieron, en promedio, en todas las localidades, 50 milímetros. Estamos con una complejidad importante, especialmente en la zona comprendida entre Casbas y Garré, como así también Bonifacio”.

Álvarez apuntó que “las lagunas no han crecido tanto, incluso Alsina ha bajado, porque las medidas que fueron tomadas a través del Comité de Cuenca, han permitido que no ingrese tanta agua al sistema, pero las napas están muy altas. En Bonifacio, la semana pasada, tuvimos personas evacuadas. En lo que va del año estamos cercanos a los 1200 milímetros”. Ratificó: “la verdad que seguimos estando complicados”. “Por primera vez la inundación en el distrito, se da pareja”, expuso luego de explicar el crecimiento que experimentaron las lagunas. Estimó que sobre un total de 480 mil hectáreas que tiene el distrito, sin contar los espejos de agua, tiene 100 mil bajo agua.

Con relación al agua a la vera de la ruta nacional número 33 entre Casbas y Garré, Álvarez aseguró que “si no estuviera la defensa que hizo Vialidad Nacional, a los costados, hoy tendríamos entre 20 o 30 centímetros de agua. Me confirmaron que la semana que viene estarían haciendo un alteo. Cada vez que llueve tienen que ir los Bomberos Voluntarios de ambas localidades, con bombas, para sacar el agua”.

El intendente dijo también en la entrevista que “todos los indicios dan que se viene un período seco, pero no lo vemos en la práctica”.