Guerrera con Vidal

En un artículo publicado en el diario Clarín, el pasado 20 de septiembre, donde se efectúa un comentario sobre la celebración del cumpleaños de la gobernadora, María Eugenia Vidal, se hace referencia al posible pase a las filas de Cambiemos de uno de los dirigentes con más años en el poder dentro de la cuarta sección electoral y que proviene del peronismo, aliándose en el 2014 con el Frente Renovador de Sergio Massa.

La nota está bajo el título “El cumple de Vidal y los massistas saltarines” y se refiere a Alexis Guerrera, Jefe Comunal de General Pinto. Este último en los comicios de medio término del año anterior, aspiró a ocupar un lugar en el Senado de la provincia de Buenos Aires. No pudo ser, el Frente Renovador no tuvo la elección esperada, concentrándose el mayor porcentaje de votos en Cambiemos y Unidad Ciudadana.

Después de una serie de consideraciones con detalles de los alcances del festejo por los 45 años de la mandataria bonaerense, y bajo un subtítulo se menciona que “se habló también en el festejo vidalista fue de un intendente que quiere pegar el salto. Se trata de Alexis Guerrera, jefe comunal de General Pinto, ciudad ubicada sobre la Ruta Nacional 188, a 355 km. de la Ciudad de Buenos Aires. El hombre tiene un partido vecinal que se unió, en los últimos tiempos al frente que conformaron Sergio Tomás Massa y el extinto José Manuel De la Sota, el FR/UNA. Guerrera tiene una fuerte ascendencia en sus pagos ya que fue electo por cuarta vez en esa ciudad. Pero como todas son rosas en su camino parece que el neo-massista coquetea con que su agrupación vecinal se vaya para las costas de Cambiemos”.

El artículo lleva la nota del periodista Pablo De León y éste agrega que “todo eso surgió el último jueves, cuando la gobernadora Vidal visitó Gral. Pinto y el intendente pidió por viviendas y además, contó que está pensando en dar un bono a fin de año porque tendría más “impacto político” que un austero 5% de aumento a los empleados municipales”. Para concluir el comentario, específicamente sobre Guerrera, indica que “la bomba la dio cuando, delante de los funcionarios vidalistas, el alcalde fustigó al mismísimo Massa: “Con Sergio hace mucho que no hablo. Y me cuentan que a cada lugar que va, lo putean”, dijo Guerrera para sorpresa de todo el entorno de la gobernadora.