Matheus, Jorge

Matheus, Jorge

– No estoy, no estuve, ni estaré a favor de paros de actividades en cualquier actividad que se desarrolle, sea desde el Estado o privada. Creo que hay mejores y más eficientes maneras de expresar el descontento. Dejaré los detalles, sobre esto, para otra oportunidad.

– La resolución de la mandataria bonaerense de otorgar 1.000 pesos de premio, por única vez, a los docentes que concurrieron a trabajar durante estos siete días es – lisa y llanamente – un ataque a la inteligencia de todos los bonaerenses. El porcentaje de hombres y mujeres ligados a la educación que concurrió a las aulas debe ser ínfimo, al punto que no se animó a hablar de porcentajes. Y no asistieron porque compartieron la determinación de los gremios que, desde hace muchos años, no se abroquelaban en un solo bloque. Basta de continuar machacando y pretendiendo hacer creer que el responsable de estas medidas es el titular de SUTEBA, Roberto Baradel. Como ciudadano y periodista no vi guardapolvo de ningún color, en la decena de escuelas que hay en esta comunidad de la Pampa Chata. Dejo para los docentes que se sienten afectados, aunque hayan votado por Vidal, lo que ellos crean menester señalar.

– En una reunión con periodistas donde el mayor tiempo fue utilizado por la “dueña de casa” para efectuar una larga introducción, miente descaradamente cuando señala que no tiene intencionalidad política y no le interesa perder las próximas elecciones. La decisión de otorgar el “reconocimiento” es una decisión dirigida especialmente, no tengo dudas, para tratar de consolidar el voto “duro” y que más respalda al gobierno de Cambiemos.

– Y, como si lo anterior, fuera poco expuso con los ojos mirando a las cámaras otro dejo de hipocresía. Ante una pregunta invita a que se pongan del lado del kirchnerismo, quienes adhieren a políticas del gobierno anterior. Nada de sutilezas. Una cruel manera de profundizar diferencias y hacer sentir responsables (o culpables) a los que jamás, en el gremio docente u otros, elevaron una sola palabra para expresar el acompañamiento a quienes gobernaron en el período comprendido entre el 2003 y el 2015.

Deseo profundamente que le vaya bien en el gobierno a María Eugenia Vidal y su equipo. Eso sí, no habré de silenciar la voz o eliminaré la opinión escrita, mientras siga convencido que hasta ahora, su gestión deja mucho que desear y que está regida por el marketing político.

 

Nota publicada también en Facebook: Jorge Matheus