Maquinaría Agrícola – Tractor y Sembradora

La maquinaria agrícola es un bien de capital clave en el proceso productivo de Argentina, con una muy fuerte influencia del campo como motor de la economía. Al tratarse de bienes de capital cuya decisión de compra está atada a la posibilidad de contar con tasas atractivas para el productor y el contratista, el financiamiento es más que importante, es central. Si bien algunos bancos volcaron importantes montos hacia el sector, en Argentina el financiamiento sigue siendo escaso en términos relativos.

En ese sentido AFAT celebra la puesta en marcha de la Mesa de Maquinaria Agrícola convocada por el Ministerio de Producción. La Asociación ha podido conversar abiertamente sobre las urgencias del sector y el gobierno ha tomado nota.

El financiamiento es un punto clave detrás de la inversión productiva, tanto para el crecimiento del campo y como el de las muchas empresas que forman parte de este sector. Tanto productores como contratistas necesitan invertir para mejorar su rentabilidad, adoptando nuevas tecnologías, variantes de potencia o características funcionales diferentes. El hombre de campo debe ser acompañando para que logre ganar mayor productividad y eficiencia en su labor. Hoy en día siendo que puede elegir entre una variada oferta de modelos, similar a la de los principales mercados del mundo, resulta fundamental para éste tener las herramientas que posibiliten la adopción de las mejores prácticas a nivel mundial en cuanto a calidad, avances tecnológicos y aprendizaje.

Hoy en Argentina existen modelos de financiación como el BICE o el Banco Nación que hacen un gran aporte y acompañan sistemáticamente a quienes invierten en maquinaria. Pero no son suficientes. En Brasil, por ejemplo, país que no llega a representar el doble del área sembrada que Argentina, se comercializan entre 4 y 5 veces más maquinaria agrícola. La diferencia es la financiación.

  • 2017 representó una recuperación de la industria de maquinaria agricola.
  • Según datos del Indec en el último trimestre se registró un 3,8% de aumento en la facturación.
  • AFAT entiende que la financiación es central para dinamizar del sector.
  • Tasas competitivas y un amplio fondeo son la clave para crecer.
  • Las cosechas por debajo de lo esperado también impactan en el desarrollo.