Castello, Guillermo

Luego de las críticas del presidente Mauricio Macri al funcionamiento de la justicia federal, la presentación de un proyecto de un legislador bonaerense de Cambiemos, al que ya nos hemos referido en nuestro sitio, para eliminar la feria judicial en la provincia volvió a difundirse por muchos medios.

“No puede ser que durante 45 días esté suspendido el servicio de Justicia. Qué bueno que sería que la Justicia dé el ejemplo y se replantee estas interrupciones, que modernice sus procesos”, dijo Macri cuando presentó su plan de reformas, hace una semana en el Centro Cultura Kirchner.

El diputado de Cambiemos Guillermo Castello presentó, hace unos meses, un proyecto de ley que busca eliminar la feria judicial, el mecanismo por el cual el poder judicial tiene 30 días de vacaciones en verano y 15 más en invierno, una forma de organización que según el legislador “conspira con la administración de justicia”.

“La tutela judicial debe ser continua, efectiva y de acceso irrestricto y la feria judicial importa una ruptura en la continuidad aludida, afecta sensiblemente la efectividad y constituye claramente una restricción al acceso a la justicia, el que se encuentra vedado a la comunidad durante la octava parte del año y es por ello que la feria judicial debe suprimirse”, explica en sus fundamentos el proyecto presentado por Castello.

El legislador de la Coalición Cívica presentó el proyecto en marzo último, y ahora pidió se agilice su tratamiento legislativo, luego de que el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri, criticara días atrás el régimen de licencias del Poder Judicial al afirmar que “no puede ser que el servicio de justicia vaya hasta las 15 y se tomen 45 días sin trabajar. Qué bueno sería que la Justicia dé el ejemplo” y haga cambios.

El proyecto de Castello establece en su artículo primero: “Suprímase la feria judicial en todo el ámbito de la provincia de Buenos Aires”, y si bien deja abierta la posibilidad de “disponer de asuetos judiciales cuando un acontecimiento extraordinario así lo exija”, de aprobarse el proyecto, la justicia bonaerense ya no tendría feria judicial de invierno ni de verano.

“La necesidad de eliminar la feria judicial resulta clara e impostergable, porque no se puede seguir negando a la población un adecuado Servicio de Justicia de manera institucional y deliberada”, precisa en sus fundamentos la iniciativa.

La iniciativa también alude a los argumentos que afirman que “la Justicia tiene muchos problemas y eliminar la feria no es la solución” y afirma que “la feria judicial debe suprimirse con independencia del buen o mal funcionamiento del Poder Judicial”.